HARRY: UN PRÍNCIPE EN LA GUERRA

Las mejores imágenes de un soldado orgulloso y valiente obligado a dejar Afganistán en las últimas horas, tras hacerse público su destino en primera línea de fuego

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA FOTOGRÁFICA

Los altos mandos del Ministerio británico de Defensa decidieron en el marco de las últimas 24 horas que Harry no debía permanecer por más tiempo en la peligrosa provincia de Helmand, al sur de Afganistán, donde están desplazados la mayoría de los soldados británicos.
Desvelado el secreto de su destino como soldado de la Reina de Inglaterra, el Príncipe ha tenido que abandonar la tierra enemiga a la que llegó hace diez semanas para poder proteger su vida y la de sus hombres.
Tremendamente orgulloso de haber podido demostrar su valentía en primera línea de fuego, Harry, subteniente del regimiento Household Cavalry, ha dejado Afganistán sintiéndose algo más que un príncipe de Inglaterra.
Viajó a Afganistán en la antesala de la navidad
El hijo del príncipe de Gales emprendió su viaje al país asiático en la antesala de la Navidad. Mientras su familia se preparaba para celebrar en Sandringham las tradicionales fiestas, el nieto de Isabel II recibía el mejor de los regalos: la noticia de que, finalmente, entraría en combate junto a sus hombres. Su abuela, la reina de Inglaterra fue la encargada de comunicárselo, después de que, tras cinco meses de negociaciones, los medios de comunicación británicos aceptaran mantener el secreto de su destino para poder proteger su vida y la de los soldados de Inglaterra.
“Confiaba en poder llegar aquí para estar con los Gurkhas el día de Navidad. No sé por qué, pero simplemente era algo que quería hacer”. Y lo hizo. Harry celebró las fiestas al estilo nepalí uniéndose a ellos incluso en el juego de atrapar un pollo en el patio.
Mientras el príncipe Enrique entretenía el día, al igual que sus compañeros, sin recibir ni un solo regalo, la Reina en su mensaje de Navidad se dirigía a las tropas animándoles en su peligrosa misión. De forma indirecta, Isabel II, orgullosa de su nieto, rendía homenaje a Harry y a sus soldados, después de haber mantenido con él una conversación -todos los efectivos británicos tuvieron un crédito extra de diez minutos en su cuenta telefónica- vía satélite.

"Me duchaba cada cuatro días y lavaba mi ropa una vez a la semana"
A menos de medio kilómetro de los talibanes, el hijo menor del príncipe de Gales asumió, según Richard Dannatt, jefe de Estado Mayor británico, “los mismos riesgos que sus compañeros actuando en todo momento como un soldado ejemplar”. Bajo el apodo de "Window Six Seven", Enrique actuó como "JTAC" y lo hizo detrás de la líneas de los talibanes ordenando ataques aéreos en posiciones enemigas. Finalmente, después de unos meses muy difíciles, Harry no tenía que esperar el regreso de los soldados para saber lo que estaba pasando en este país asiático.
“Ha sido una gran experiencia el haber podido servir a mi país siendo una persona normal. Me duchaba cada cuatro días y lavaba mi ropa una vez a la semana, pero tuve la oportunidad de hacer lo que quería hacer". Un deseo cumplido que ha marcado un antes y un después en su vida, ya que, a partir de ahora, tal y como el mismo Príncipe admite, “serán muchos los enemigos que intentarán hacerme daño”.
"Se ha dicho que pondría en peligro la vida del resto al convertirme en un imán para las balas. No quiero arriesgar la vida de un solo hombre, pero no creo que ponga a nadie en peligro si no se hace público qué hago y dónde estoy… Me he preparado para ello y debo servir a mi país”.

"He escrito a mi padre y he chateado con mi hermano"
El Ministerio de Defensa pidió a los medios de comunicación que no desvelaran el paradero del Enrique mientras éste estuviera en primera línea de combate. A cambio, éstos tendrían acceso al Príncipe antes, durante y después de su misión. “En un crudo contraste con la actitud responsable de toda la prensa británica” que mantuvo su palabra durante todo este tiempo, diría e jefe de Estado Mayor, Richard Dannatt, la web americana 'Drudge Report' rompió todos los pactos al publicar la información sin haberles consultado previamente.
Una acción periodística que obligó al Ministerio a confirmar la noticia y abrió el campo a los medios británicos para contar sus grandes hazañas como soldado, pero también como hijo y hermano. “He escrito a mi padre y éste ha fotocopiado los mensajes para poder mostrárselos a la Reina”…. En cuanto a mi hermano he chateado con él y le encanta saber lo que está pasando por aquí fuera”… “Espero que mi madre se sienta orgullosa de mi… Ella estará mirándome desde arriba riéndose de las cosas estúpidas que he estado haciendo, como ir a la izquierda cuando debería ir a la derecha… “

  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?