"Es hora de enviar al Duque de Edimburgo de regreso a Alemania, de donde vino. ¿Quieren escuchar su verdadero nombre? Termina en Frankenstein", dijo Al Fayed en su intervención ante el juez
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

"No tengo dudas de que mi hijo y la princesa Diana fueron asesinados por indicación del príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, por el servicio secreto británico", declaró en el estrado el empresario

AL FAYED LLAMA 'NAZI' AL DUQUE DE EDIMBURGO

Implicó, sin nuevas pruebas, en su teoría conspiratoria a la Familia Real inglesa, al ex primer ministro Tony Blair y a los servicios secretos ingleses y franceses

19 FEBRERO 2008
Mohamed Al Fayed se mantiene en sus trece en sus teorías conspiratorias. El magnate egipcio, que acudió ayer como testigo al juicio que se celebra en Londres para determinar las causas de las muertes de su hijo Dodi y de su novia, la princesa Diana, volvió a asegurar que el fallecimiento de la pareja fue producto de un complot maquinado por la Casa Real británica. Aunque, por primera vez, defendió su postura delante de un juez y bajo juramento, no aportó nuevas pruebas que garantizaran su hipótesis.

No dejó, eso sí, títere con cabeza. Involucró en su intriga conspiratoria al Duque de Edimburgo, esposo de la reina Isabel de Inglaterra; al Príncipe de Gales, ex esposo de la princesa Diana; al entonces primer ministro Tony Blair, y a los servicios secretos británicos y franceses, entre otros. Pero se ensañó con el príncipe consorte Felipe, al que llamó "un nazi" y "un racista" que no soportaba ver a la Princesa con un musulmán. "No tengo dudas de que mi hijo y la princesa Diana fueron asesinados por indicación del príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, por el servicio secreto británico", declaró en el estrado el empresario. Durante su intervención, Al Fayed no dudó en refirirse despectivamente al origen alemán del ex suegro de lady Diana: "Es hora de enviarlo de regreso a Alemania, de donde vino. ¿Quieren escuchar su verdadero nombre? Termina en Frankenstein", dijo. No escaparon tampoco a sus insultos, como decíamos, ni el príncipe Carlos ni su esposa, la Duquesa de Cornualles, ni otros miembros de la familia: "La princesa Diana sufrió 20 años en el seno de la familia Drácula y ahora Carlos está muy feliz al lado de su esposa cocodrilo", declaró Al Fayed.

Burrell confiesa que mintió en la vista
No han sorprendido las acusaciones de Al Fayed, que siguen en la misma línea desde la muerte de la pareja hace más de 10 años, pero sí las nuevas informaciones que, según él, Diana le habría confesado antes de su muerte. "La princesa Diana me dijo que el príncipe Felipe y el príncipe Carlos querían deshacerse de ella", aseguró el empresario y, en alusión al supuesto hijo que esperaban ella y Dodi, dijo: "Fue una matanza, no un asesinato". No pudo presentar pruebas para ninguna de sus afirmaciones, que apuntan a que el servicio secreto británico MI6 orquestó, a instancias del príncipe Felipe, el accidente en el que perdieron la vida Diana, Dodi y su conductor Henri Paul el 31 de agosto de 1997 en París.

Más que el testimonio de Al Fayed parece que han revuelto el curso de la investigación judicial las declaraciones de Paul Burrell, mayordomo de la princesa Diana y uno de sus grandes amigos, a la cámara oculta del rotativo inglés The Sun en las que reconoce que mintió a la Policía que investiga el suceso. “¿Fuiste honesto contando todo lo que sabías?”, le pregunta una persona en la grabación, una cuestión a la que Burrell contesta: “Claro que no lo hice”. Palabras por las que podría ser llamado por la justicia, ya que entorpecer una investigación es un delito que puede ser penalizado con la cárcel.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?