“Nunca me había casado antes. Soy de cultura italiana y no me gustaría divorciarme...", declara Carla en su primera entrevista
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

Bruni reconoce que entre ella y el Presidente hubo un flechazo, pero niega que su relación sentimental avanzara con una velocidad excesiva, como se ha criticado

CARLA BRUNI: 'SERÉ PRIMERA DAMA MIENTRAS SARKOZY GOBIERNE Y SERÉ SU MUJER HASTA LA MUERTE'

La esposa del Presidente de Francia trata de infundir tranquilidad y confianza en su primera entrevista

13 FEBRERO 2008
Carla Bruni quiere ejercer con seriedad su nuevo papel como Primera Dama de Francia. Así lo asegura a la revista L'Express la ex supermodelo y cantante en la primera entrevista que ha concedido desde que contrajo matrimonio con el presidente Nicolás Sarkozy. “Estoy muy feliz y orgullosa de ser la Primera Dama de Francia. Todavía no sé lo que puedo hacer como tal, pero sé cómo quiero hacerlo: seriamente".

También confiesa al director del semanario francés, Christohpe Barbier, amigo de Bruni y primer periodista que confirmó la relación con el Presidente, que quiere "conservar su personalidad", aunque sin pretender “instalar un estilo particular”. No se inspirará para el nuevo papel, por tanto, en otras primeras damas francesas como Danielle Mitterrand o Bernadette Chirac: "Son mujeres que respeto. Sin embargo, al igual que Nicolás no se parece a sus predecesores, a mí también me gustaría, respetando la dignidad del cargo, conservar mi personalidad", concluye.

A lo largo de la entrevista, Carla ha intentado zanjar uno a uno los temores de los franceses acerca de su persona y vida laboral, su pasado sentimental y su relación con el Presidente. Su profesión no será un obstáculo para el cargo. Bruni dejará en suspenso el mundo de la canción. Así, no hará ninguna gira, tras la salida al mercado de su tercer disco, cuyos derechos cederá a una asociación benéfica, ni grabará otros nuevos compactos mienstras su esposo siga gobernando. Aunque no renunciará a seguir cultivando en la intimidad su pasión musical: escribir y componer. Su afán tranquilizador no se dejó en el tintero su pasado y abultado currículo sentimental. "Entiendo que la gente esté preocupada por lo que soy, especialmente con esos perfiles que hacen de mí y que a menudo son producto de la fantasía. Pero quiero tranquilizar a los franceses: tengo 40 años, soy normal, seria, consciente y sencilla".

Nicolás Sarkozy, un hombre "incorruptible" y "tolerante"
En cuanto a su relación y matrimonio express con Nicolás Sarkozy, Bruni reconoce que entre ella y el Presidente hubo un flechazo, pero niega que su relación sentimental se desarrollara con excesiva rapidez, como se ha criticado. Ambos oficializaron su romance en diciembre, dos meses después de que Sarkozy se divorciara de su segunda esposa, Cecilia, y se casaron el 2 de febrero. "Entre Nicolás y yo, no fue rápido, fue inmediato. Por lo tanto, para nosotros, fue después de todo bastante lento", explicó. La tercera esposa del mandatario francés, que en una ocasión declaró a una revista que "le aburría mortalmente" la monogamia, agregó: “Nunca me había casado antes. Soy de cultura italiana y no me gustaría divorciarme... Soy pues la Primera Dama hasta el fin del mandato de mi marido, y su esposa hasta la muerte. Sé bien que la vida puede reservar sorpresas, pero este es mi deseo".

Tampoco faltaron palabras de admiración para su marido, a quien define como "incorruptible" y "tolerante". "Yo no he cambiado de opinión, pero se puede hablar con Nicolás, a quien le gusta la discusión y la contradicción".


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?