“La boda está en nuestros proyectos, pero no todavía”, ha declarado la novia del presidente Sarkozy sin dar más detalles al respecto
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

La cantante y ex top model italiana ha zanjado todos los rumores acerca de su enlace secreto al confesar en una entrevista para el rotativo francés Libèration que "aún no estaba casada" con el Presidente francés

CARLA BRUNI DESMIENTE SU BODA SECRETA CON NICOLÁS SARKOZY

22 ENERO 2008
No hubo boda. Nicolás Sarkozy y Carla Bruni se quieren, sí, y el matrimonio entra en sus planes, pero no pasaron por el altar el pasado 10 de enero en la sede del Elíseo, tal y como había anunciado la prensa gala.

Las esperadas palabras (de confirmación o desmentido) han llegado de labios de Carla Bruni. La cantante y ex top model italiana ha zanjado todos los rumores acerca de su enlace secreto al confesar en una entrevista para el rotativo francés Libèration que "aún no estaba casada" con el Presidente francés. “La boda está en nuestros proyectos, pero no todavía”, dijo sin dar más detalles al respecto.

No acompañará a Sarkozy a la India
Asimismo, Bruni aprovechó la entrevista para anunciar que no tenía previsto acompañar al mandatario en su viaje oficial a la India. Asistencia que barajó la prensa gala y que preocupó enormemente a las autoridades de Nueva Delhi debido a que por su condición de soltera supondría todo un reto para el protocolo tradicional. "No puedo participar en una visita oficial con el Presidente sin estar casada", dijo añadiendo que también tenía que comenzar a grabar su próximo disco en febrero.

El romance relámpago de la pareja ha despertado el interés de los medios de comunicación, tanto más que la labor política del Presidente francés. Pero semejante atención centrada en la vida amorosa del Presidente se ha vuelto en su contra. Se considera que es responsable en parte del descenso de popularidad de Sarkozy, ya que los votantes están poco satisfechos por su ostentosa relación cuando la economía pasa por un momento difícil.

Todo comenzó cuando Sarkozy insinuó en una rueda de prensa, días antes de que saltara la noticia, que se iba a casar con Bruni y que los medios de comunicación probablemente se enterarían después de que se celebrara su enlace. La estrategia disuasoria que el mandatorio urdió para apaciguar la exagerada atención mediática sobre su vida sentimental provocó todo lo contrario: más sed informativa. Días después, el diario regional L'Est Republicain informaba de que se habían casado en privado.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?