Realeza y personalidades

Noticias

Aunque la noticia de este segundo embarazo no se hizo oficial, sí se puso de nuevo de manifiesto el buen acogimiento que los Grandes Duques han dado a su nuera Tessy, que los acaba de convertir en abuelos por segunda vez

Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones

La noticia de la primera paternidad del tercer hijo de los soberanos sorprendió inicialmente a este pequeño Estado centroeuropeo

EL PRÍNCIPE LUIS DE LUXEMBURGO HA SIDO PADRE POR SEGUNDA VEZ A LOS 21 AÑOS

Se llamará Noah y, según un comunicado, tanto la madre, Tessy Anthony, como el bebé se encuentran en perfecto estado

23 SEPTIEMBRE 2007
Tessy Anthony, mujer del príncipe Luis, ha dado a luz al segundo nieto de los grandes duques de Luxemburgo, Enrique y María Teresa. El pequeño, que se llamará Noah, nació el viernes a mediodía y, según un comunicado de la Familia Real luxemburguesa, tanto la madre como el bebé se encuentran en perfecto estado. Éste es el segundo hijo de la pareja, que ya tuvo en marzo de 2006 -seis meses antes de su boda- a Gabriel, su primogénito.

Aunque la noticia de este segundo embarazo no se hizo oficial, sí se puso de nuevo de manifiesto el buen acogimiento que los Grandes Duques han dado a su nuera Tessy, de 21 años, que los acaba de convertir en abuelos por segunda vez.

Un padre precoz
El príncipe Luis, que fue padre a los 19 años, es el tercer hijo de los Grandes Duques. Tessy pasó parte de su última etapa de embarazo en la Costa Azul, donde la Familia Gran Ducal se reunió para pasar unos días de vacaciones en su residencia de Cabasson. Una de las últimas apariciones públicas de la pareja fue el pasado mes de mayo, con motivo de una procesión en la que la familia de los Grandes Duques rindió culto a la Virgen María. Fue, de hecho, en este momento, cuando se hizo evidente el nuevo embarazo de la joven, que ejerció como soldado antes de convertirse en la esposa del príncipe Luis. La noticia de la primera paternidad del tercer hijo de los soberanos sorprendió inicialmente a este pequeño Estado centroeuropeo, pero pronto fue acogida con calurosa espera ante la actitud de los jóvenes, que la asumieron con responsabilidad. No obstante, antes, el Príncipe tuvo que renunciar a sus derechos dinásticos para poder casarse y así “conseguir una mayor independencia en su vida profesional y personal”, aunque seguiría utilizando el apellido Nassau y mantendría el tratamiento de Alteza Real como Príncipe de Luxemburgo.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?

Boletines y alertas

Tu e-mail :

En vídeo

Especial

blogs

Haga de Hola.com su página de inicio | Boletines y alertas | Publicidad: anúnciese aquí | Contacte con nosotros | Advertencia legal | Publicación digital controlada OJD

Otras ediciones: HELLO! Inglaterra | HELLO! Canada | HELLO! Rusia | HELLO! Grecia | ¡HOLA! México

© 2000-2006, HOLA S.A., Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España) Sindicación de contenidos