Realeza y personalidades

Noticias

Isabel II ha recibido disculpas de la BBC por “insinuar erróneamente” que había abandonado enfurecida una sesión de fotos con la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz
Pinche sobre la imagen para ver las ampliaciones

La fotógrafa no cayó en la cuenta de que había topado con la Reina de Inglaterra cuando la sugirió que "el retrato quedaría mejor sin la corona de diamantes"

EL ENFADO SOBERANO DE LA REINA ISABEL DE INGLATERRA

La monarca se molestó cuando, durante una sesión de fotos, la fotógrafa Annie Leibovitz le pidió que se quitara la corona

13 JULIO 2007
La reina Isabel ha recibido disculpas de la BBC por “insinuar erróneamente” que había abandonado enfurecida una sesión de fotos, que tenía lugar en uno de los salones del palacio de Buckingham, a causa de un encontronazo con la célebre fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz.

El soberano enfado existió, pero el avance promocional del documental de la BBC Un año con la Reina, que se estrenará el próximo otoño, no se ceñía a los hechos tal y como ocurrieron. "Una secuencia del mismo insinuaba que la Reina abandonaba anticipadamente la sesión diciéndole a su dama de compañía, que cargaba sus vestimentas: 'No voy a cambiar nada. Ya he tenido suficiente con vestirme de esta forma. Muchas gracias'. No fue así como ocurrió", dijo la emisora en un comunicado. La escena corresponde, al parecer, a la llegada de la Reina a la sesión, y no a su salida. "A la cadena BBC le gustaría pedir disculpas tanto a la monarca como a Annie Leibovitz, por cualquier molestia que esto puede haber ocasionado", señalaba la nota.

No, sin corona
Lo cierto es que entre una y otra hubo tiranteces. La Reina tiene un carácter fuerte, y ningún reparo en sacarlo para llamar al orden a alguien, como le hizo saber a Leibovitz. La fotógrafa sufrió en persona su mal genio cuando, el pasado mes de marzo, la retrató en palacio para Vanity Fair, con motivo del 80º cumpleaños de la soberana y de su viaje oficial a Estados Unidos.

Y es que Leibovitz, conocida por sus puestas en escena extravagantes a la hora de fotografíar a las celebridades de Hollywood –han pasado por su objetivo Whoopi Goldberg, en una bañera con leche, y Demi Moore, semi desnuda y embarazada-, no cayó en la cuenta de que había topado con la Reina de Inglaterra, cuando la sugirió que "el retrato quedaría mejor sin la corona de diamantes porque es demasiado...". Antes de que terminara de decir "extraordinaria", la Reina, enormemente regia con sus fastuosos ropajes de la Orden de Gartes, le espetó: "¿Menos recargada? ¿Qué crees que es esto?". La reina Isabel convino en seguir posando –eso sí, con la corona en su sitio- mirando nostálgicamente por la ventana. El enfado no tuvo ninguna repercusión en el resultado del trabajo: ambas quedaron muy contentas.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?

Haga de Hola.com su página de inicio | Boletines y alertas | Publicidad: anúnciese aquí | Contacte con nosotros | Advertencia legal | Publicación digital controlada OJD

Otras ediciones: HELLO! Inglaterra | HELLO! Canada | HELLO! Rusia | HELLO! Grecia | ¡HOLA! México

© 2000-2006, HOLA S.A., Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España) Sindicación de contenidos