Realeza y personalidades

Noticias

  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?

“ Yo quiero ser un buen embajador, aunque ya digo que no seré una de esas personas que se encierra en un castillo. Seré yo y seré un buen ser humano”.

Federico, el joven aventurero y apasionado de la vida que no está dispuesto a que le sirvan el mundo en un plato. Federico, persona que quiere conseguirlo todo por sí mismo...

Los momentos de mi vida más significativos son: “Mi estancia en el cuerpo de Buceadores y mi viaje a través del norte de Groenlandia con 14 perros y un trineo”.

Federico y su padre, el Príncipe Henry, tras una jornada de pesca. El príncipe heredero reconoce que tiene un lado francés y que éste ha sido alimentado por su progenitor

En secreto, corrió hace años un maratón de 42 kilómetros en 3. horas, 22 minutos y 50 segundos. En su camiseta, sudada, aparecía el eslogan: “Pain is only Weaknees leaving the body”, que quiere decir algo así como: “El dolor es una liberación de la debilidad del cuerpo”.

FEDERICO DE DINAMARCA: EL PRÍNCIPE HEREDERO DESCONOCIDO

El que será soberano del reino más antiguo del mundo, es un hombre valiente y aventurero

6 NOVIEMBRE 2001
Su nombre, tan apreciado por reyes y emperadores a lo largo de los tiempos, significa Príncipe de la paz. Su posición, como futuro soberano de los daneses y como heredero del trono más viejo de Europa, supone un inmenso reto a la hora de mantener la dinastía en un reino en el que la monarquía tiene tanto peso, que no existe, a día de hoy, ni una sola formación política que abogue por una república.

Alejado de la sombra de su madre, la Reina
Él, Federico, heredará de su madre, la reina Margarita II, un país industrializado y uno de los socios más prósperos de la Unión Europea. Y él, según ha reconocido, también, en la última entrevista concedida a la revista inglesa Wallpaper: “ ha de ir delimitando cada día su papel porque no existe un rol concreto y definido para su posición como príncipe heredero”... y él es el más interesado en buscar un perfil propio un poco alejado de la sombra de su madre. “Tengo diferente crianza y educación que mi madre... La Reina tiene una perspectiva muy amplia de lo que la rodea y la gente se siente muy cómoda a su lado. Últimamente, hemos compartido experiencias y eso nos ha acercado más el uno al otro. Con la Reina, entre otras disciplinas, comparto el interés hacia el diseño. Pese a que ella es una artista y tenemos diferentes visiones a la hora de interpretar este mundo a ambos nos enriquece discutir sobre estos temas.


El Príncipe es conocido como Pingo entre los submarinistas
En secreto, corrió hace años un maratón de 42 kilómetros en 3. horas, 22 minutos y 50 segundos. En su camiseta, sudada, aparecía el eslogan: “Pain is only Weaknees leaving the body”, que quiere decir algo así como: “El dolor es una liberación de la debilidad del cuerpo”... En 1994, cuando pidió plaza para entrar en el Cuerpo de elite de Submarinistas sólo eligieron a cuatro entre 300 solicitantes y uno de ellos fue el príncipe Federico. Pingo -así se le conocía entre sus compañeros de inmersión- tuvo claro y así lo dijo públicamente, que lo habían elegido por sus dotes y no por sus títulos.

“Algo próximo a una experiencia cósmica”
Trabajó duramente, exigió el mismo tratamiento y no le dio la más mínima importancia a las advertencias del riesgo que suponía entrenarse en un cuerpo de elite. Toda la Familia real danesa sabía que el Príncipe corría un serio peligro en su nueva misión, pero ninguno de sus miembros intentó hacer que cambiara de opinión. Cuando, un año más tarde, en 1995, le entregaron su diploma él describió ese momento como “Algo próximo a una experiencia cósmica”

No está dispuesto a que le sirvan el mundo en un plato
Federico, el príncipe valiente, Federico, el primogénito licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de Harvard . Federico, el joven aventurero y apasionado de la vida que no está dispuesto a que le sirvan el mundo en un plato. Federico, persona que quiere conseguirlo todo por sí mismo... Que supo, al poco de nacer en quién debía convertirse y que toda su vida había de estar dedicada a prepararse física y psicológicamente para asumir el papel de heredero al trono. “... Todo eso, añade el Príncipe sí, pero también en un ser humano. Los títulos y las tradiciones deben adaptarse al hombre y no viceversa. Quiero, sin olvidar el peso de la tradición, ser un príncipe de su tiempo y de mi generación.

“Seré yo y seré un buen ser humano”
El es un hombre que va a la radio y que no hace por hacer una visita de cortesía a la ONU. No, el busca un plan de trabajo que, además de ocuparle algunos meses, beneficie de alguna manera la situación de su país. “ Yo quiero ser un buen embajador, aunque ya digo que no seré una de esas personas que se encierra en un castillo. Seré yo y seré un buen ser humano”. (El Príncipe ha definido a Dinamarca como un pequeño país que se abre especialmente hacia los visitantes y a los daneses como los latinos del norte).

"¿Quién será la próxima reina?"
Prepara encuentros, discursos, sale con personas de todas las condiciones, “de las que no solo viajan en primera clase”, dice, y con ellos va a los cafés de la ciudad, a los conciertos, al cine, a jugar partidos de fútbol y se lo pasa bien. E incluso acepta que los daneses se pregunten cada vez con más insistencia, ¿quién será la próxima reina?
Goza de un éxito tremendo con las chicas – tiene charme, que por algo una de sus mitades es francesa (su padre ha mantenido ese lado vivo con frecuentes visitas a su patria), es valiente, deportista y no oculta su firme y masculina disposición hacia la vida- y eso gusta demasiado a sus conquistas.

Vivir la vida peligrosamente
De hecho, en la entrevista con Wallpaper –recogida en diferentes ediciones por todos los medios de comunicación daneses- Federico reconoce que le gusta vivir la vida peligrosamente, y no duda en especificar cuáles fueron los hechos de los que se siente más orgulloso. “ Por ejemplo, mis experiencias como buceador en la marina y, más tarde, mi maravilloso viaje con un trineo y 14 perros por el norte de Groenlandia. Fueron decisiones tomadas exclusivamente por mí y ambas entrañaban una cierta dosis de riesgo.” ... Y el riesgo, siempre está ahí... Porque, como dice la nota del traductor, "no es ningún secreto para nadie en Dinamarca la pasión por la velocidad en las carreteras que tiene el príncipe. En Noruega le llaman el 'Turbopríncipe'"

El príncipe tatuado
Como referencia permanente a esas experiencias y, para que un día no le traicionara la memoria, conserva Federico de Dinamarca dos tatuajes - uno en el brazo y otro en la pierna- que define como una obra de arte sobre su cuerpo. “No es una moda, dice, son dos tatuajes que simbolizan y representan los momentos de mi vida más significativos: “Mi estancia en el cuerpo de Buceadores y mi viaje a través del norte de Groenlandia con 14 perros y un trineo”.

 Noticias relacionadas

Volver a inicio

  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?

Publicidad

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Y además...

Los blogs más destacados

Recorrido musical

Alrededor del mundo

Lo más visto

Haga de Hola.com su página de inicio | Boletines y alertas | Publicidad: anúnciese aquí | Contacte con nosotros | Advertencia legal | Publicación digital controlada OJD

Otras ediciones: HELLO! Inglaterra | HELLO! Canada | HELLO! Rusia | HELLO! Grecia | ¡HOLA! México

© 2000-2006, HOLA S.A., Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España) Sindicación de contenidos