Roman Abramovich se gasta seis millones de euros en su fiesta de Año Nuevo en San Bartolomé