Obama, de nuevo con su familia en Honolulu, tras tener que volver a la Casa Blanca por trabajo