Carla Bruni, el mejor apoyo de Nicolás Sarkozy dentro y fuera del Elíseo