Michael Schumacher, en estado crítico tras sufrir un accidente esquiando en Los Alpes

El expiloto alemán Michael Schumacher, siete veces campeón del mundo de Fórmula Uno, continúa en estado crítico bajo un coma inducido tras sufrir una caída ayer domingo, mientras esquiaba en Los Alpes franceses. Según han informado hoy los responsables del hospital de Grenoble en el que se encuentra ingresado y ha sido operado, permanece en situación crítca y su vida corre peligro. "Está en una situación crítica. Se puede decir que su pronóstico vital está en entredicho. Su estado es muy grave", declaró el doctor Jean-François Payen.

 

nullVER GALERÍA

 

En una rueda de prensa conjunta, los tres cirujanos que se encargan del deportista y el director del hospital desmintieron que el 'Kaiser' (apodo con el que se le conoce en la Fórmula 1) se haya sometido a una segunda operación quirúrgica la pasada madrugada y reiteraron su mensaje de máxima prudencia ante el estado "muy, muy grave". Además evitaron pronunciarse sobre cualquier aspecto futuro debido a la gravedad de las lesiones, ya que sufre un traumatismo craneal y un edema cerebral difuso causado por un grave impacto "a elevada velocidad" en el lado derecho de su cuerpo.

"Estamos intentado hacer todo lo posible para mejorar el pronóstico. Está claro que, por la dureza del accidente, sin casco no hubiera sobrevivido en absoluto, eso está claro. No se prevé realizar una segunda intervención quirúrgica porque no es necesario en el momento actual", explicaron.

Actualmente, el expiloto se encuentra "en coma inducido con hipotermia" para "evitar el aumento de la presión intracraneal". "Es muy pronto para hablar de cualquier eventualidad en el futuro. La descripción de su estado incluye que puede evolucionar", confirmó el doctor Payen, que reiteró en varias ocasiones su mensaje de prudencia

En su primer parte médico, ofrecido ayer, ya informaban de la gravedad de su estado y de que había tenido que ser operado de urgencia: "Sufría un traumatismo craneal grave con coma a su llegada, que ha necesitado inmediatamente una intervención de neurocirugía", informó el Centro Hospitalario Universitario de Grenoble.

 

 

La caída se produjo hacia las 11.00 hora local del domingo en la conocida estación alpina de Méribel, donde el deportista tiene una residencia privada. Sufrió un fuerte golpe en la cabeza contra una roca cuando esquiaba, con casco, fuera de pista. El piloto se cayó solo, pero estaba acompañado por su hijo, de 14 años.

En un primer momento, el director general de la estación, Christophe Gernignon-Lecomte, declaró a la prensa que el accidente no había sido grave y que el alemán nunca perdió la consciencia. "El accidente no es demasiado serio", dijo el responsable de ese centro de deportes de invierno.

 

VER GALERÍA

 

Los servicios de socorro le llevaron rápidamente al cercano hospital de Moutiers, sin embargo tuvo que ser trasladado en helicóptero al hospital de Grenoble, que tiene más medios. Hasta allí llegó en estado de coma y se le practicó inmediatamente una cirugía cerebral, según informó el centro médico. El cirujano Gerard Saillant, un experto neurólogo próximo al expiloto se desplazó desde París hasta Grenoble, según precisó el diario francés L'Équipe.

Más sobre: