José Ortega Cano se encuentra 'estable' tras ser operado del corazón

El extorero, que este viernes ha cumplido 60 años, ha sido intervenido en la clínica Ruber Internacional de Madrid para practicarle un 'by-pass' debido a un problema coronario

José Ortega Cano fue ingresado la mañana de este viernes, 27 de ciciembre, en el Hospital Ruber Internacional de Madrid para practicarle un 'by-pass' debido a un problema coronario. El exdiestro llegó al centro médico madrileño acompañado de algunos familiares, entre ellos su pareja, Ana María Aldón, sus hermanos Paco y Eugenio, así como su cuñado Aniceto, para someterse a esta breve intervención quirúrgica, realizada por el doctor Carlos Macaya. Al no haber complicaciones y ser una operación que no reviste gravedad, podría recibir el alta hospitalaria entre hoy y mañana. 

Según reza el informe médico difundido por el hospital: Se le ha realizado un cateterismo cardiaco-coronariografía. El procedimiento ha cursado sin complicaciones. Se han objetivado lesiones en las arterias coronarias, pendientes de evaluación funcional, para decidir el tipo de tratamiento de su enfermedad coronaria.

Desde 2006 el extorero sufre problemas cardiacos. Sin embargo, se especula que su operación podría ser una estrategia para demorar su entrada en prisión. "La operación ha ido bien y se encuentra estable. Ya está en planta", ha informado a la agencia EFE la familia del exdiestro. Finalmente, como había adelantado el entorno del torero cartagenero, que este mismo viernes ha cumplido 60 años, se ha descartado el implante de un marcapasos, ya que el problema de Ortega provenía de una "pequeña obstrucción" en una de las arterias del corazón, y no de un mal funcionamiento del sistema eléctrico de ese órgano.

nullVER GALERÍA


Un cumpleaños agridulce
Este viernes, 27 de noviembre, Ortega Cano cumple 60 años, sin embargo, no va a ser un día fácil. Y es que además de tener que pasar por el quirófano, tiene dos frentes abiertos debido a los cuales está pasando, sin duda, una de las etapas más complicadas de su vida. Hace unos días, el exdiestro rompió su silencio e hizo sus primeras declaraciones tras ratificarse su condena de dos años y seis meses de cárcel tras el accidente que le costó la vida a Carlos Parra. "Lo que la justicia dictamine, sea como sea, lo afrontaré, pero no deja de ser una noticia muy fuerte”, confesó Ortega Cano, que aseguró que le pasaron muchas cosas por la cabeza cuando supo que quizá tenga que ingresar en prisión: “Más que pensar en mí pensé en mi pequeño, que estoy todo el día con él, pensé en mi familia, en mi pareja, en el jarro de agua que ha sido para todos”. “Si la justicia al final decide que tengo que ir a prisión, iré pero con la cabeza muy alta. No he cometido un asesinato, he tenido un accidente con un coche”, añadió. 

A su ingreso en prisión se suma la situación en la que se encuentra su hijo José Fernando, que permanece en prisión desde el pasado 14 de noviembre. “No me siento culpable de lo que ha pasado, me siento como una persona que ha tenido ese percance. He aguantado y aguanto lo que sea, yo creo en la justicia. Soy una persona de fe y siempre creo que el Señor me pone a prueba a ver cómo respondo”.

Más sobre

Regístrate para comentar