Fernando Verdasco, palabras de amor para Ana Boyer: 'Me da buena suerte, es mi talismán'

El tenista inauguró su nuevo restaurante en Madrid sin la compañía de su chica, pero con el apoyo de toda su familia

  nullVER GALERÍA


Ana Boyer no pudo estar a su lado, pero el tenista estuvo arropado por sus seres más queridos y amigos en la inauguración de La Rayúa, el nuevo restaurante que la familia Verdasco ha abierto en el municipio madrileño de Majadahonda. A su llegada, Fernando irradiaba felicidad y no podía borrar la sonrisa de su rostro, lo que demuestra el momento tan especial que está viviendo. Y es que sin en lo profesional las cosas no le pueden ir mejor, ha terminado el año muy bien tanto convirtiéndose en campeón de dobles de la Copa Maestros, en lo personal, su relación con la hija de Isabel Preysler parece cada día más estable. "Al 2014 le pido salud y mucho amor y triunfos", confesó el tenista, que aseguró que hay algunas cosas en las que hay que mejorar. "En amor no, pero en triunfos sí", dijo con una gran sonrisa.



Eso sí, Fernando adelantó que no va a poder despedir el año junto Ana, ya que estará en otro lugar del mundo disputando un torneo. "Estaré jugando en Doha. Me toca ponerme en lo profesional", declaró el tenista. De hecho, como ya hemos visto en varias ocasiones, su chica le acompaña siempre que puede y es que, en palabras del propio Verdasco, le da "buena suerte". "Ha estado en Lérida y me ha dado buena suerte. Me la voy a tener que llevar a más torneos, me da buena suerte, va a ser talismán".
 

 

VER GALERÍA


Durante la inauguración del restaurante, cuya especialidad es el cocido madrileño, pudimos ver a las hermanas del tenista y a su padre, José Verdasco, que sólo tuvo palabras de cariño para la novia de su hijo: "La verdad es que son dos buenos chicos, de momento va todo perfecto, se llevan bien, se lo pasan bien... y de momento va todo muy tranquilo. Ella le lleva por buen camino". "Con nosotros muy cariñosa, muy amable y muy familiar", añadió. Respecto a si 2014 será o no un año de bodas, parece tenerlo claro: "Desgraciadamente no creo. Quiero que me hagan abuelo, pero no lo creo. El tiempo lo dirá", concluyó.

Su hija Sara, que está enamorada de Juan, hijo de Juan José Carmona, de Ketama, también hizo referencia a este tema: "Está empeñado, tiene muchas ganas porque le gustan mucho los niños, pero por ahora ni mi hermano ni yo lo tenemos en mente". La hermana del tenista, que también estaba radiante y muy estilosa con un look de lo más rockero, acudió acompañada de su novio y del padre de éste, que ya forman parte de la familia, por lo que todo parece indicar que su relación va viento en popa. "De él me gusta su sinceridad, honestidad... Es muy buen chico, muy familiar, que eso es lo importante para nosotros, así que damos en el clavo", confesó Sara con una gran sonrisa, además de asegurar que Ana Boyer es "una chica estupenda, me llevo muy bien con ella, es muy simpática".
 

VER GALERÍA


En este día tan señalado para la familia Verdasco, que ya tiene varios restaurantes en la capital, no podía faltar Feliciano López, gran amigo y compañero de profesión del tenista. A pesar de que en esta noche él tampoco estuvo acompañado de su chica, Alba Carrillo, no quiso faltar y arropar a su amigo. "Alba no ha podido venir, está malita. Vengo a acompañar a Fer que abre este restaurante y estoy muy contento de estar aquí", declaró el jugador toledano, quien volvió a repetir su deseo de ser papá el próximo año.

"Siempre he tenido ganas de ser padre, pero es un tema que hay que esperar al momento adecuado y a encontrar a la persona adecuada y ojalá que pueda ser con Alba porque es la persona adecuada para dar ese paso". ¿Escucharemos campanas de boda en el 2014? "No tenemos fecha ni nada, pero evidentemente cuando uno está a gusto, ¿por qué no dar un paso como ese?", dijo el tenista, que aseguró que todavía no le ha pedido matrimonio a la modelo, pero que "llegará".

 

nullVER GALERÍA


Hace unos días vimos a Feliciano y a Alba acompañando a Fernando Verdasco en un día de compras. Entonces, todo parecía indicar que le estaban aconsejando para comprarle un regalo especial a Ana en estas fechas tan señaladas, sin embargo, quiso aclarar el tema asegurando: "Estaban comprando Feli y Alba, pero ya sabéis como sois la prensa ‘siempre buscáis cinco patas al gato’. Era un regalo para la madre de Feli, ya lo aclaro", puntualizó.

Más sobre

Regístrate para comentar