Vicky Martín Berrocal, tras vestir a Uma Thurman: 'No es una talla 38, es una mujer potente'

La diseñadora, quien vistió a la actriz para el calendario Campari, acaba de presentar sus diseños en Colombia

null


Recién aterrizada en Madrid, después de triunfar en Colombia, donde ha desfilado por primera vez, Vicky Martín Berrocal no ha querido perder la oportunidad de aportar su granito de arena y ayudar a los que más lo necesitan. La diseñadora participó en un triatlón solidario en el que no sólo demostró su buena forma física, sino también su habilidad y astucia para superar varias pruebas. "Ha sido una experiencia magnífica. A mi la vida siempre me ha tratado muy bien, y por eso es muy importante pararse, ver lo que hay a tu alrededor y ayudar a los demás. No hay que ayudar sólo en Navidad, pero es cierto que en estas fechas se intensifica", nos confesó durante el evento.

"Yo se lo recalco mucho a Alba, y desde que nació, constantemente le digo que es una niña con mucha suerte. También es cierto que sus padres han trabajado mucho y que nunca nos han regalado nada. Sobre todo su padre, que lleva luchando desde que era chico que no tenía para nada… Y todo lo ha conseguido a base de esfuerzo. Eso es lo que trato de inculcarle a ella, que la vida no es fácil y que hay que luchar y ayudar", añadió la diseñadora, que consiguió regalos por valor de 3.000 euros, que donó a la Fundación Aladina, encargada de ayudar a niños enfermos de cáncer.
 


Durante esta primera edición de "El Triatlón de los Regalos", Vicky también nos confesó que su hija parece haber heredado su pasión por la moda: "Le encantan los tacones. Es muy coqueta". La diseñadora, que aseguró que si todo sale según lo previsto, se quedará definitivamente a vivir en Madrid,

La diseñadora también ha hablado sobre su exmarido, Manuel Díaz ‘El Cordobés’ con el que mantiene una excelente relación por el bien de su hija y por el de ellos mismos. "Es muy protector con ella. Si por él fuera, le pondría dos o tres guardaespaldas. Gracias a Dios que todavía no sale y que es muy niña, porque a pesar de que ya tenga 14 años sigue siendo muy niña. Tiene mucho tiempo para ser mayor y me encanta que sea así".

Volviendo a su faceta como diseñadora, Vicky ha visto cumplido uno de sus grandes sueños, vestir a una estrella de Hollywood, concretamente a Uma Thurman, quien posó con uno de sus diseños para el calendario Campari, un bonito vestido rojo con escote en pico, ceñido y con una impresionante cola de rosas. “Lo de Campari ha sido una de las grandes cosas que he hecho. Es un diseño que hice hace diez años. Nunca pensé que pudiera volver a darme grandes satisfacciones. Cuando Campari me llamó no me lo podía creer. Uma Thurman no es una talla 38, es una mujer potente. Firmé un contrato de confidencialidad de 100 páginas. Su estilista me dijo que quería comprar el traje, y yo le dije que le haría uno igual para ella, pero no, ella quería llevarse ese en ese momento. Y claro, yo le dije que era imposible, porque ese traje no tiene precio”.

 

null



Ilusionada con la buena crítica que ha tenido este trabajo, Vicky confiesa orgullosa: “Ese trabajo me ha abierto muchas puertas. Me han salido mil cosas…” Además la diseñadora no tiene ningún reparo en admitir que el resultado de sus trabajos no es solo cosa de uno, sino de muchos. “Tengo un equipo con el que llevo más de diez años persiguiendo un sueño. Las que han hecho que yo esté aquí y siga con lo difícil que está todo, son las mujeres de a pie. Las que han gritado ese sueño conmigo. Es importantísimo vestir a alguien en una alfombra roja, pero el día a día lo hacen ellas. “

Vicky, quien ha visto como poco a poco y con mucho esfuerzo sus diseños han ido abriéndose camino y conquistando cada día a un amplio público, tiene muy claro a quien le gustaría ver con alguno de sus vestidos. “Tengo miles de mujeres a las que me encantaría vestir, pero me apasiona Sofía Loren. Es la mujer más mujer que he conocido en mi vida. Su belleza impone. También me gustaría vestir a Penélope Cruz o Angelina Jolie.”

 

null

 

En cuanto a las Navidades, Vicky no es de esas que se ven hechizadas por el espíritu navideños, pues desde que murió su padre, las fiestas son muy diferentes. “No me gusta la Navidad, y desde que murió mi padre muchísimo menos. Son unas fiestas muy tristes. Estaré aquí con mi hija y luego en fin de año me iré fuera” confiesa la diseñadora.

Al 2014, Vicky parece que no tiene grandes deseos que pedirle, pues se considera una privilegiada con los tiempos que corren. “Al año nuevo no le pido nada para mí… no quiero pedir más tengo la vida que me ha tocado vivir y creo que es la mejor”.

Con el corazón libre y sin pretendientes a la vista, la diseñadora admite sin tapujos: “No creo en el amor eterno porque no lo he tenido. En cada momento de mi vida he tenido un gran amor, han sido etapas…” A lo mejor el 2014, que está a al vuelta de la esquina, tiene preparado para Vicky Martín Berrocal alguna sorpresa y acaba enamorándose y creyendo en el amor para todo la vida. Solo el tiempo dirá.

Más sobre

Regístrate para comentar