Kiko Rivera pide perdón a su hermana por los mensajes publicados en Twitter: 'Fue un arrebato'

El hijo de Isabel Pantoja ha reconocido la autoría de los 'tuits' publicados en su perfil de dicha red social y ha manifestado que le resulta muy difícil ser 'el cabeza de familia'

La familia de Isabel Pantoja está viviendo momentos muy complicados. Todo comenzó la noche de este jueves, cuando las alarmas saltaron al ver los mensajes publicados por Kiko Rivera en su perfil personal de Twitter en los que se quejaba del comportamiento de su hermana Isabel y arremetía contra su 'cuñado', Alberto Isla. “El comportamiento de mi hermana con mi madre es maligno es una pena que una hija trate a una madre así. ¡Lo que viene en camino es un niño!”, podía leerse en su Twitter dejando boquiabiertos a todos."Me volví a confundir el señor Alberto Isla, no es buena persona y con toda la pena del mundo mi hermana tampoco”, y continuaba: “Es una pena haber intentado defender lo indefendible”.

Kiko Rivera pide perdón a su hermana por los mensajes publicados en Twitter: 'Fue un arrebato'VER GALERÍA


Las redes sociales se convirtieron en un hervidero de comentarios y opiniones para todos los gustos, y fue el propio Kiko quien intentó calmar los ánimos asegurando que había sufrido el ataque de un hacker en su cuenta personal. "Alguien con muy mala fe ha hackeado mi cuenta de Twitter destrozando así el corazón de mi hermana. ¡Jamás en la vida pondría algo así yo! ¡Parece mentira que no me conozcáis! ¡¡Y sepáis que mis dos Isabeles son mi vida!!”, escribió.

Kiko Rivera pide perdón a su hermana por los mensajes publicados en Twitter: 'Fue un arrebato'VER GALERÍA


Sin embargo, Kiko ha confirmado vía telefónica al programa de María Teresa Campos que sí había sido él el autor de los mensajes y que se inventó la historia del hacker "porque no sabía cómo salir del lío". "He sido yo en un arrebato porque estoy harto de ver a mi madre sufrir. Tengo enfados con mi hermana y he cometido el error de ser impulsivo. Ya he pedido perdón a mis dos Isabeles", ha reconocido. "Mi situación es complicada, estoy en medio. Veo a mi madre llorar cada día. Mi hermana lo está pasando muy mal, está en una edad muy difícil. Además, veo a un novio que ella lo adora, pero que son demasiado jóvenes... Salté de esa manera porque no tenía a nadie con quien desahogarme. Es muy difícil ser el cabeza de familia en estos momentos. Me he equivocado, soy humano. No era el momento ni el medio adecuado", ha añadido.

Para zanjar el tema, Kiko ha asegurado que cuenta con el perdón de su hermana y Alberto: "Lo hemos pasado muy mal, pero eso no justifica lo que he hecho. He hablado con los dos, les he pedido disculpas. Sigo creyendo en ellos y es mi hermana la que decide su felicidad y yo no soy nadie para juzgarla".

Más sobre: