El juez confirma la sentencia de dos años y seis meses de prisión para José Ortega Cano, por el accidente que costó la vida a Carlos Parra

El exdiestro tendría entonces que ingresar en la cárcel, aunque su abogado ha dicho que va a pedir el indulto para evitarlo

En el mes de abril, José Ortega Cano conoció la sentencia por el accidente mortal en el que se vio involucrado el 28 de mayo de 2011 y en el que falleció un vecino de Castilblanco de los Arroyos, en el que presuntamente el torero conducía con un nivel de alcoholemia que triplicaba la cantidad permitida. Fue condenado a dos años y seis meses de cárcel por homicidio imprudente y conducción temeraria, a pagar una indemnización de 158.000 euros a la familia del fallecido y la retirada del carnet de conducir durante un periodo de tres años. El exdiestro recurrió la sentencia y ahora ha conocido la decisión que ha tomado el juez de la Audiencia de Sevilla al respecto.

No han sido buenas las noticias que ha recibido, ya que se ratifica la sentencia de dos años y seis meses de prisión, así que en principio debería ingresar en la cárcel. Se añade además a los dos delitos por los que había sido condenado, el de conducción bajo los efectos del alcohol (se admite así la prueba de alcoholemia y se entiende que no se rompió la cadena de custodia), por lo que debería entonces pagar él la indemnización que se le impuso. El letrado aseguró que había hablado con su cliente tras conocer la resolución y que este "estaba muy afectado". Dijo además que van a interponer un recurso de amparo en el Tribunal Constitucional y que van a pedir el indulto, para evitar que el exdiestro entre en prisión.

Ortega Cano hizo uso de su derecho a la última palabra el pasado 19 de marzo, afirmando que no bebió la noche del accidente: “Por mi salud no debo beber y no bebí ese día”, declaró, subrayando que únicamente se tomó dos refrescos y "se mojó" los labios con una copa de cava que le ofrecieron en un establecimiento hostelero. El accidente ocurrió poco después de las 22:00 horas del 28 de mayo de 2011, cuando el torero había dejado a su hija en Villaverde del Río (Sevilla) y se dirigía a su finca Yerbabuena de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla). En el kilómetro 28,1 de la carretera A-8002, colisionó de frente con el Seat Altea que conducía Carlos Parra, que falleció al instante por traumatismo torácico severo y rotura cardiaca.

 

nullVER GALERÍA


Esta resolución llega en un momento delicado y difícil para la familia. El hijo del exdiestro, José Fernando, continúa en prisión, donde ingresó el pasado 14 de noviembre, acusado de robo con violencia, robo de vehículo, daños y un delito contra la seguridad vial. Seis días después, la defensa del joven pidió su libertad alegando que no existía riesgo de fuga. Sin embargo, la juez de instrucción 5 de Sevilla rechazó la petición por la "brutalidad" y "gravedad" de la agresión y robo de los que está acusado y el "abuso de superioridad" que utilizó.

Ortega Cano aclaró estos días que está dispuesto a dar una segunda oportunidad a su hijo. “El está arrepentido. Me ha dicho que nunca más se va a repetir esto y a mí como padre no me queda más remedio que confiar en él", explicó. El extorero declaró que ojala que la próxima vez que vea a José Fernando sea fuera de la cárcel. "Cuando le vi lloré mucho. No quiero ir a la cárcel y verle a través de un cristal, pero si no vuelve a casa tendré que ir a verle como sea", concluyó.

Más sobre

Regístrate para comentar