Mar Saura recupera su figura dos meses después de dar a luz

La actriz y presentadora pasó una agradable tarde de compras por Madrid, donde se mostró muy recuperada tras su embarazo

Solo han pasado dos meses desde que Mar Saura dio a luz a su segundo hijo, Javier, pero la actriz y presentadora no ha necesitado más tiempo para recuperar su figura. Mar dejó por una tarde a su niño en casa para ir de compras y, de paso, demostrarnos que vuelve a tener el tipazo de siempre.

 

Mar Saura recupera su figura dos meses después de dar a luzVER GALERÍA



Mar pasó la tarde en Madrid con una amiga, con quien compartió conversación y un agradable paseo. Entre risas y confidencias, las dos entraron en varias tiendas donde Mar aprovechó para renovar armario. Y es que la actriz y presentadora ya puede guardar sus estilismos de premamá. Ha recuperado totalmente el cuerpo que tenía antes de su segundo embarazo, y no dudó en lucir figura con un look muy estiloso: jersey negro combinado con falda blanca con vuelo y chaqueta torera con coloridos estampados florales. Como complementos, bolso de Chanel y altísimas botas de tacón, ahora que puede volver a subirse a ellos sin temer por la salud de su espalda. Mar llevaba también unas gafas oscuras que no ocultaron su permanente sonrisa, señal de los buenos momentos que atraviesa.

 

Mar Saura recupera su figura dos meses después de dar a luzVER GALERÍA



En verano, Mar revelaba en las páginas de la revista ¡Hola! que no le preocupaban los cambios que pudiera sufrir su cuerpo durante el embarazo: "No me preocupa perder la figura. Ahora todo se concentra en que el bebé esté bien. Lo demás es secundario. Si me hincho o engordo, ¡ya me deshincharé!". Lo que no perdió en ningún momento de su embarazo fue el estilo, ya que la presentadora ha lucido a lo largo de todo su embarazo looks premamá muy acertados y a la última.

Mar Saura dio a luz el 1 de octubre en la clínica Ruber de Madrid a Javier, su segundo hijo, fruto de su relación con Javier Revuelta. El niño se convertirá en el mejor compañero de juegos de Claudia, la primera hija de Mar y Javier. La pequeña, pese a tener, a sus ocho años, una diferencia considerable de edad con el recién nacido, siempre había manifestado a su madre las ganas de tener un hermanito.

Más sobre: