Primeras palabras de Fernando Verdasco sobre Ana Boyer: 'Es una persona muy cariñosa. Estoy feliz y espero seguir estándolo'

Tras haber celebrado juntos en Madrid el 30º cumpleaños del tenista y haber disfrutado de unas románticas vacaciones en el Caribe, Verdasco acudió a la presentación del champagne Moët & Chandon

Fernando VerdascoVER GALERÍA

 

Fernando Verdasco y Ana Boyer son la pareja del momento. Fue a principios de octubre cuando conocimos a través de la revista ¡HOLA! que habían comenzado una relación y, desde entonces, les hemos visto juntos en varias ocasiones: además de los partidos varios que ha disputado en este tiempo el tenista animado en las gradas por la hija de Miguel Boyer e Isabel Preysler,  han celebrando juntos en Madrid el 30º cumpleaños de Fernando con la familia del deportista y, después de que Fernando consiguiera en Londres la Copa de Maestros en su categoría de dobles, han disfrutado recientemente de unas románticas vacaciones en el Caribe -viaje del que la revista ¡Hola! informa esta semana en exlusiva- para asistir a un cumpleaños de una amiga. No hay duda de que, como explicó Tamara Falcó cuando le preguntaron por el noviazgo de su hermana, con la que se lleva muy bien, "la relación va viento en popa".

Otra muestra del buen curso de la relación son las primeras palabras de Fernando Verdasco sobre Ana Boyer. El madrileño acudió a la presentación del champagne Moët & Chandon como padrino de un nuevo diseño de copas doradas (Golden glass) y en el transcurso de la velada, en la que también se dieron cita Clara Lago, Marta Robles y, entre otros, Eloy Azorín, el tenista habló por primera vez de su novia: "Estoy bien, no suelo hablar de mi vida privada, pero bueno, sólo os puedo decir que estoy bien, tranquilo, y espero seguir así". Muy amable con la prensa, el tenista respondió a las preguntas sobre el champán y sobre Ana: "Es una persona muy cariñosa. Nos llevamos muy bien, nos lo pasamos muy bien... Estoy feliz y espero seguir estándolo".

 



Respecto a su familia política y a lo mediática que es, Fernando se muestra totalmente tranquilo. Aún no conoce a los Boyer-Preysler debido a que como él afirma "no se ha dado la situación todavía". Hace una semanas, la propia Isabel Preysler, al ser preguntada por al reciente relación de su hija pequeña, con la sonrisa que le caracteriza, comentó que todavía no le conocía, pero que si a su hija le gustaba, a ella le parecía bien. Ella siempre ha mantenido la teoría de que no hay que meterse en las decisiones de sus hijos y lo único que hace es aconsejarles, siempre que ellos se lo pidan.


-Fernando, ¿te gusta utilizar una marca como Moe & Chandon para brindar por ocasiones especiales?
Es una marca que está mucho en el mundo del tenis; cuando ganamos ahora en Londres, en el vestuario nos empapamos todos con champagne.

-¿Por el deporte de élite que juegas vives el lujo muy de cerca?
Un poco sí, pero intento ser lo más normal posible. Mi familia está siempre a mi lado en ese sentido y si me paso un poco de la raya me pegan un capón y me dicen: ‘Tú eres como todos los demás’. Tengo la suerte de tenerlos a mi lado y me considero una persona de lo más normal.

-¿Por qué has brindado últimamente?
He brindado por el torneo de Londres, ese fue mi último brindis.

-Acabamos de ver unas fotografías tuyas disfrutando de unas vacaciones en compañía de Ana, ¿cómo estás viviendo esta etapa de tu vida?
He llegado hoy, con lo cual no estoy muy feliz (risas). Estaba mejor allí que aquí, pero bueno. Estoy bien, no suelo hablar de mi vida privada, pero bueno... Sólo os puedo decir que estoy bien, tranquilo, y que espero seguir así.

-Cuando le preguntamos a Ana Boyer por ti, sólo tiene piropos para ti, ¿qué puedes decir tú de ella?
Es pronto para decir mucho, porque nos estamos conociendo... Pero por lo que llevo conociéndola es una persona muy cariñosa y estoy muy contento de estar compartiendo estos momentos con ella.

-¿Te presiona que su familia sea tan mediática?
A mí no me presiona.

-Os vimos celebrando el otro día tu cumpleaños con tu familia, ¿cuándo vas a conocer a la suya? 
No lo sé, no se ha dado la situación tampoco.

-Al concierto de Enrique sí has ido, ¿no?
Fui al de Madrid, coincidió, porque es difícil ya que estamos siempre viajando, justo con el Masters de Madrid, y fue el último y al primero al que he ido.

-¿Cómo llevas toda la expectación mediática que está despertando de repente tu vida?
Con la mayor tranquilidad posible, intento que no me afecte.

-¿Ser yerno de Isabel Preysler es más difícil que ganar un torneo?
No lo sé, eso se lo tienes que preguntar a ella. Ganar un torneo es muy difícil.

-¿Qué destacas de Ana?
Es una persona muy cariñosa, nos llevamos muy bien, nos lo pasamos muy bien, estoy feliz y espero seguir estándolo.

-Acabas de cumplir 30 años, ¿se ve diferente la vida? 
No (risas), que quieres que te diga… 
 


Más sobre: