Andrea Janeiro, el ángel de la guarda de Belén Esteban

La colaboradora sufrió una bajada de azúcar debido a un error con la insulina y fue su hija quien reaccionó a tiempo para que todo quedara finalmente en un susto

Andrea Janeiro, el ángel de la guarda de Belén EstebanVER GALERÍA  


"Muchas gracias por preocuparos. Ya estoy bien y ahora toca reposo como me han aconsejado los médicos. Un besazo para todos". Con este mensaje publicado en su perfil oficial de Twitter, Belén Esteban ha querido tranquilizar a todos sus seguidores tras sufrir una bajada de azúcar.

Según ha contado vía telefónica la propia colaboradora en Sálvame, este percance se debió a un error con la insulina. "El domingo cuando me levanté en vez de coger la insulina que me tocaba, cogí la rápida, y me metí 30 unidades, que eso es una bestialidad", ha declarado. Belén empezó a encontrarse mal y sufrió un mareo mientras bajaba las escaleras. Fue su hija Andrea quien llamó a unos amigos al ver a su madre tendida en el suelo. "A mi hija siempre le hemos dicho que llamé a unos amigos que viven a nuestro lado y ellos rápidamente llamaron al 112", ha reconocido.

La colaboradora fue trasladada al ambulatorio de Paracuellos y allí, al no poder reanimarla, decidieron trasladarla al Hospital Infanta Sofía. "En la ambulancia, de camino al hospital, iba muerta. Me tuvieron que reanimar más de tres veces", ha añadido. "Lo he pasado muy mal porque casi me muero, la verdad", ha manifestado. Pero lo que más siente Belén es que Andrea tenga grabada su imagen tirada en el suelo.

La semana pasada, Belén celebró su 40º cumpleaños y lo hizo rodeada de sus seres queridos. Como no podía ser de otra manera, su hija Andrea ocupó un lugar muy especial en la celebración. Con ella sopló las velas de su gran tarta de cumpleaños y también con ella disfrutó de una divertida.

Más sobre: