Prisión sin fianza para el hijo de Ortega Cano por su presunta implicación en un robo con agresión

El juzgado de guardia ha ordenado el ingreso en prisión sin fianza del hijo del torero José Ortega Cano, José Fernando, por agredir a una persona en un local de alterne de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) y robarle el vehículo, que condujo sin tener carné y que fue localizado completamente calcinado.

 

nullVER GALERÍA

 

El ingreso de José Fernando en la prisión Sevilla 1 se produjo anoche después de que la Fiscalía le acusara de robo con violencia, robo de uso de vehículo, daños y un delito contra la seguridad vial, han informado hoy a Efe fuentes judiciales.

Junto al hijo de Ortega Cano han ingresado en prisión dos de los jóvenes que le acompañaban cuando se produjeron los hechos, el pasado 2 de noviembre, y la Guardia Civil aún busca a otras dos personas que también habrían participado.

José Fernando fue detenido la noche del miércoles en Castilblanco de los Arroyos (Sevilla), donde reside, junto a uno de los amigos que entró en prisión, mientras que el tercer implicado fue detenido horas después. Los tres fueron trasladados primero a las dependencias de la Comandancia de Montequinto (Sevilla) y ayer por la tarde hasta los juzgados, donde declararon antes de ser trasladados a la prisión.

 

 

Las detenciones fueron realizadas por los agentes de Castilleja de la Cuesta, municipio al que pertenece el club de alterne en el que ocurrieron los hechos, que se produjeron sobre las 06.00 de la madrugada del 2 de noviembre cuando, tras una discusión, los tres detenidos agredieron en las puertas del local a un hombre al que robaron la cartera, dos móviles y las llaves de su casa y del coche.

Los acusados, entre ellos José Fernando, huyeron del lugar en el coche del agredido, que fue encontrado al día siguiente volcado y quemado en un paraje de la localidad sevillana de Almadén de la Plata. La Guardia Civil comprobó que pertenecía a la persona que había denunciado el robo porque pudo identificar una de las pertenencias que había en su interior, una pala de pádel.

Más sobre

Regístrate para comentar