Kim Kardashian presume de hija en las redes sociales

La celebrity ha 'desobecedido' los deseos de su futuro marido, Kanye West, publicando unas nuevas instantáneas de su pequeña North, que ya tiene cinco meses

nullVER GALERÍA  


Desde que nació hace ya cinco meses tan sólo habíamos podido ver dos instantáneas de la pequeña North West. Los recién estrenados papás quisieron compartir su felicidad 'presentando' al mundo a su hija a través de las redes sociales, sin embargo, desde entonces tanto Kim Kardashian como Kanye West han intentando hacer todo lo posible por mantener a su hija alejada de los focos. Ocultándola con mantitas, tapando su carrito de bebé... Al parecer, es el rapero el que tiene más recelo a la hora de mostrar a su niña, quizá porque no quiere que ya forme parte del mundo de las celebrities siendo tan pequeña.

Sin embargo, ahora ha sido Kim la que ha decidido 'desobeceder' los deseos de su futuro marido publicando estas entrañables instantáneas en su perfil personal de Instagram, donde ya cuenta con más de 11 millones de seguidores. En ellas podemos ver a la pequeña Nori, como la llaman cariñosamente, muy sonriente y acurrucada en los brazos del conocido diseñador italiano Riccardo Tisci. "Nuevo estilista", escribió la orgullosa mamá. El director creativo de Givenchy es un buen amigo de Kardashian y West, por lo que no dudó en ir a hacerles una visita y así comprobar lo que ha crecido la niña en estos meses.

  nullVER GALERÍA


¿A la tercera va la vencida?
A finales del pasado mes de octubre, la pareja anunció otra feliz noticia. El rapero le pidió matrimonio a su chica y Kim aceptó su propuesta, por lo que será la tercera vez que pasará por el altar. Kanye quiso que su futura mujer nunca olvidase este día tan señalado y por eso decidió regalarle una proposición de matrimonio digna del séptimo arte y encima el día de su 33 cumpleaños. Para ello, el rapero alquiló el estadio de béisbol de Los Gigantes de San Francisco e invitó a algunos de sus amigos más cercanos para que fuesen testigos directos de uno de los días más felices de su vida. Kanye lo tenía todo medido al milímetro, 50 músicos tocaban dos obras: Young and Beautiful, de Lana del Rey y Knock You Down, del propio West, mientras que la pantalla del estadio se encendía para pedirle: "¡Por favor, cásate conmigo!". Justo después el rapero hincó la rodilla en el suelo y le entregó un espectacular diamante de 15 quilates, único en el mundo.

Más sobre: