Belén Esteban celebra su 40º cumpleaños arropada por su madre y su inseparable hija, Andrea

Belén EstebanVER GALERÍA

 

Belén Esteban se despide de la treintena. Unas semanas después de su esperado regreso a la televisión, la colaboradora de Sálvame ha cumplido 40 años y ha celebrado el cambio de década rodeada de todos sus seres queridos. Belén, que lució para la señalada ocasión camiseta blanca, pantalones vaqueros y chaqueta negra, llegó feliz y contenta a su fiesta de cumpleaños. No faltaron por supuesto a la celebración, que reunió a toda su gente en el bar El Mosky de Paracuellos de Jarama, ni su madre, Carmen Menéndez, ni su inseparable hija, Andrea, que ya es toda una mujercita. Y, como en otras alegrías y tristezas de la vida de Belén, tampoco su representante, Toño Sanchís, junto a su mujer, Lorena Romero, y su familia. Las risas, el tradicional Cumpleaños feliz y un precioso ramo de rosas como regalo hicieron de este feliz día uno inolvidable.

 

 

Un cumpleaños muy especial por muchos motivos. Belén deja atrás un año complicado para ella, con obstáculos personales que la han mantenido alejada de las pantallas durante siete meses, pero de los que se está recuperando poco a poco: "Mis problemas de ya no existen, pero lo he pasado muy mal", dijo en la entrevista con Jorge Javier Vázquez el pasado mes de octubre. Y, en esta tónica de buena ventura, la colaboradora tuvo la semana pasada una grata sorpresa. Belén recibió un inesperado regalo de cumpleaños por adelantado cuando conoció a la Princesa de Asturias en la gala del 15º aniversario de La Razón. “Me ha hecho mucha ilusión que los Príncipes me llamaran por mi nombre. Le he mandado la foto corriendo a mi madre y a mi hija”, declaró emocionada. Con este deseado encuentro, la princesa del pueblo cumplió uno de sus sueños. ¡Felicidades, Belén!

Más sobre: