La Duquesa de Alba y Alfonso Diez comparten su devoción con la Hermandad de los Gitanos

Acudieron al traslado de la Virgen de las Angustias con motivo del 25 aniversario de la cofradía

Es bien conocido que la Duquesa de Alba es muy devota y lo volvió a demostrar de nuevo con su presencia en la procesión de la Virgen de las Angustias, en Sevilla. Doña Cayetana, acompañada por su marido Alfonso Diez, estuvo en la catedral donde se recogió la imagen para llevarla hasta su templo (antes había hecho el recorrido inverso para presidir la misa pontifical), un emotivo traslado que fue seguido de cerca por cientos de personas. Con un cómodo vestido en color rojo y chaqueta negra, la Duquesa se acercó a tocar la imagen por la que siente un especial cariño, ante la atenta mirada de su marido, que no se separó de ella ni un momento y que comparte con ella esta dedicación a la cofradía.

 

nullVER GALERÍA



Su vinculación con la Hermandad de los Gitanos es muy estrecha y han sido numerosas las ocasiones en que esta ha premiado a doña Cayetana por su colaboración y sus donaciones. Por eso no podía faltar en el traslado de la imagen, que se tuvo que retrasar algunas horas a causa del mal tiempo y que forma parte de los actos de conmemoración del 25 aniversario de la Coronación canónica de la Virgen de de las Angustias. Alfonso caminó con su mujer del brazo y estuvo en todo momento muy pendiente de ella. 

VER GALERÍA


Doña Cayetana, que estaba muy emocionada, está ya recuperada de la operación de fémur a la que tuvo que someterse el pasado mes de abril, tanto, que cada vez son más las citas públicas a las que acude. Recientemente fue la encargada de entregarle un premio a la que fuera su nuera Genoveva Casanova, con la que mantiene una excelente relación. Un cariño que es mutuo. Estuvo además en un evento de la Fundación Pequeño Deseo, en el que de nuevo mostró su lado más solidario.

 

VER GALERÍA

Más sobre: