El esperado regreso de Belén Esteban: 'Lo he pasado muy mal, pero he salido del túnel y soy otra persona'

Tras más de medio año lejos de la televisión, la colaboradora ofreció una emotiva entrevista en la que confesó que está recuperándose poco a poco y se ha dado cuenta de que es una mujer fuerte y luchadora

nullVER GALERÍA


Muy emocionada y nerviosa, pero enormemente ilusionada por volver a su 'casa'. Con todos sus compañeros de programa en pie esperándola en el plató de Sálvame Deluxe, Belén Esteban hacía su esperada reaparición en televisión luciendo la mejor de sus sonrisas y sin poder evitar las lágrimas. Han sido siete meses en los que la colaboradora ha tenido tiempo para recuperarse, siete meses en los que ha contado con el apoyo incondicional de sus seres más queridos y en los que ha cogido fuerzas para volver por la puerta grande.

Entre los aplausos del público que la recibió con palabras de cariño, besos y abrazos, Belén descendió las escaleras y corrió a abrazar a su amigo y presentador del programa, Jorge Javier Vázquez, que lo primero que le preguntó fue que cómo se encontraba. "Ahora me veo muy bien, estoy tranquila y recuperándome poco a poco", contestó la colaboradora, que eligió para este día tan especial un vestido con un original estampado en tonos morados. "Antes me veía mal. No sólo tenía un problema, sino que tenía varios. Era como un embudo y no podía salir de él. Cuando tenía que venir a trabajar, tenía que mentir y lo pasaba mal. Me metí en un pozo del que no podía salir", declaró emocionada.

nullVER GALERÍA


Para superar sus problemas, la colaboradora recibió un "tratamiento muy fuerte". "No voy a decir una palabra porque no me gusta absolutamente nada. Creo que todo el mundo sabe de qué va. Me puse en manos de un psicoterapeuta. Lo he pasado muy mal, muy mal, muy mal, pero me he dado cuenta de que soy una mujer fuerte y luchadora, y que doy gracias a Dios de tener a la gente que he tenido a mi alrededor, a mi familia, y que soy otra Belén Esteban", ha asegurado.

Aunque aseguró que al principio le costó mucho, Belén habló claro sobre su recuperación. "Sigo un tratamiento en que cada semana me hacen análisis de todo. Belén Esteban está limpia por fuera y por dentro. He salido del túnel y no quiero entrar en ese túnel. Tenía una mochila que cada vez que me la ponía me caía por un precipicio. Esa mochila me la he quitado y gracias a Dios estoy mucho mejor", confesó.

 

VER GALERÍA


Sobre su tratamiento explicó que " he pasado siete meses muy malos". "El tratamiento es muy duro. Sobre todo es concienciarte y valorar lo que tienes. Yo no me quería nada. Tenía todo en la vida para ser feliz y no tenía nada. Gracias a mis hermanos, a mi madre, a mis amigos de siempre y a mi hija Andrea, he salido de un túnel del que no había salida, y he salido, ahora sí puedo decirlo. Antes tenía la cabeza fuera pero ahora tengo el cuerpo entero. Ahora estoy preparada para muchísimas cosas, soy otra persona. Te puedo decir que soy feliz y hacía muchísimo tiempo que no era feliz", añadió.

Durante la entrevista, Belén también aseguró que no quiere saber nada de su ex marido, Fran Álvarez, y afirmó que apartarse de él también ha sido parte de su recuperación. "Llevo un año separada y un año en enero divorciada. No me veo con él, no hablo con él y no quiero saber nada con él. Lo único que le deseo es lo mejor, pero lo que sé es que desde que dije que me quitaba una mochila llena de piedras, me fue mucho mejor la vida. No quiero hablar de Fran, nada absolutamente", concluyó para dar por zanjado el tema.

 

VER GALERÍA



El difícil proceso de su recuperación
"Lo peor de mi recuperación han sido los primeros meses, fue muy duro. Lloraba mucho porque fueron cosas muy fuertes en mi vida. No me sentía útil para nada. Mi niña con 14 añitos me cuidaba. Me consolaba, se preocupaba de mí. No me dejaba sola. Pero yo lo tuve muy claro desde que fui al médico. No he tenido ningún momento de bajón y ante todo estoy muy orgullosa de mi misma. No he salido por mi hija ni por mi familia, he salido por mí. Porque me di cuenta de que no hacía nada, que me pasaba la vida sentada en el sillón. Y he pasado un verano con mi familia en Benidorm y no te puedes imaginar lo feliz que he sido", confesó.

 

nullVER GALERÍA



"Estoy enamorada"
"No buscaba lesionarme. No sé lo que buscaba... me cuesta mucho hablar de esto, pero lo único que digo es que te puedo decir que estoy no es como la otra vez. Mi vida ha dado un cambio. Ahora todo lo que tengo es lo que quería tener. Tengo una vida muy bonita. Ahora me lo paso bomba y disfruto de la vida", dijo con una gran sonrisa desvelando que además está de nuevo ilusionada. "Me he liberado. Te he hecho caso", reconoció la colaboradora. "¿Estás enamorada?", le preguntó Jorge Javier. "Sí", contestó ella sonriendo. "Estoy ilusionada y muy bien. Me siento tan feliz...", añadió. "Pero no quiero estropear la vida a nadie. No quieren salir conmigo los chicos porque los periodistas me ven con cualquier chico y me tiran fotos", explicó.

Belén también quiso hacer referencia al cambio que ha experimentado su figura, asegurando que aunque ha ganado peso ella ahora se ve mucho más guapa. "No me sentía guapa, pero ahora me siento estupenda. El patito feo se ha convertido en cisne", declaró con un brillo especial en los ojos.

 

VER GALERÍA


La sorpresa de su madre
Ha sido, sin duda, su gran apoyo y una de las personas que más ha sufrido durante estos meses. Por eso, Carmen Menéndez quiso sorprender a su hija entrando por teléfono en el programa: "Sus hermanos y yo estamos muy orgullosos de ella. Hemos luchado mucho. Sabes que siempre nos vas a tener y que eres muy fuerte y que no quiero que mires para atrás ni para coger impulso. Sabes que tienes una hija maravillosa, unos hermanos que te adoran y una madre que te quiere mucho".

Más sobre

Regístrate para comentar