Kiko Rivera se reconcilia en televisión con Francisco Rivera: 'Papá querría que estuviéramos unidos'

Tras sus polémicas declaraciones en Sálvame Deluxe, de nuevo Kiko Rivera ha visitado un plató de televisión, en concreto El programa de Ana Rosa, para sincerarse acerca de la situación que está viviendo con su exnovia Jessica Bueno, el dolor que siente por no poder ver a su hijo y de la relación con su hermano Francisco Rivera. Precisamente cuando estaba hablando de este último tema, el propio Francisco, que en los últimos días ha respondido a las declaraciones que hizo Kiko sobre su boda, llamó por teléfono. Los dos hablaron, algo que no habían hecho hasta el momento, aparcaron sus diferencias y se produjo una reconciliación en toda regla.

“Te quiero mucho” comenzó Francisco. “Me ha molestado que no me llamaras personalmente, pero quiero tener una relación contigo de hermanos y verte más a menudo, charlar y tener esa alegría que papá querría que tuviésemos. Él querría que estuviésemos unidos” dijo Kiko. “Tenía que haber insistido más y si te ha dolido es lo último que quisiera, hacerte daño. Estamos muy distantes y me da pena, que esto sirva para vernos otra vez y encontrarnos. Yo soy más de borrón y cuenta nueva. Me gustaría pasar página, en ningún momento mi intención ha sido hacerte daño” siguió Francisco. “Borrón y cuenta nueva” añadió Kiko.

 

nullVER GALERÍA



“Vamos a intentar solucionarlo todo, los tres hermanos y mi madre y que todo se arregle” dijo Kiko con respecto al tema de la herencia de su padre. Antes de que llamara Francisco Rivera al programa, Kiko dijo que “siempre le ha tenido un aprecio y un respeto a su hermano Francisco” y que quería arreglar las cosas, porque “no quiere problemas con la familia Rivera”. “Mi hermano es un tío noble. Me encantaría poder tener ese hermano mayor, poder tener esa relación perfecta de hermanos. No dudo que mi hermano sea una excelente persona y claro que quiero arreglar las cosas con él” comentó. Precisamente fue lo que ocurrió tras la conversación con el exdiestro, que arreglaron sus diferencias y acordaron verse en Sevilla.

También llamó por teléfono Julián Contreras Jr., otro de los que ha hecho comentarios acerca del tema de la invitación a la boda de Francisco Rivera. “No he tratado de dañar a uno y a otro, nunca he hablado mal de nadie. No quería que mi presencia quedase como la de un agitador, no fue mi intención” dijo. Aseguró que la situación que atraviesa Kiko con su hijo es “algo horrible”. “He tenido con Kiko una relación buena, le he llamado hermano sin serlo” añadió. “El problema es que la bola ha ido engordando y se ha adherido a cosas más complejas y me parece coherente y sano que hayan decidido dar un tijeretazo común” concluyó.

 

VER GALERÍA



En cuanto al tema de la herencia de Paquirri, del que también habló Francisco Rivera en declaraciones exclusivas para hola.com, Kiko dijo: “Yo voy a poner de mi parte para arreglar esta situación. No tengo interés en que alguien se quede con algo más o algo menos. No sé cuál es el motivo de que mi madre no les de las cosas a mis hermanos. He hablado con mi madre de esto, pero ahora quizás se hable con más seriedad y más ganas”. Isabel Pantoja no atraviesa su mejor momento, tal y como aseguró Kiko. “Mi madre tiene muchos problemas y ahora se une el de su nieto, al que no puede ver. Creo que la llamada de mi hermano nos va a ayudar, desde ahí arriba hay alguien que debe tener algo bueno”.

 

nullVER GALERÍA



Sobre la custodia de su hijo

Otro de los temas que ha tratado Kiko en el espacio es el tema de la custodia de su hijo y su relación con su ex Jessica Bueno. “Llevo sin ver a mi hijo 5 semanas. No he tenido la suerte de poder verlo” aclaró Kiko, explicando que Jessica se llevó al niño a Eibar, donde vive su novio Jota Peleteiro, de “un día para otro” y que no ha hablado con ella desde entonces. Dijo que Jessica “no quiere ir a juicio porque sabe que lo ha hecho mal” y que todo “se verá el día 4”, que es cuando se celebrará la vista.

Me dice que puedo ver a mi hijo siempre y cuando esté ella delante porque dice que tiene miedo a que lo rapte, ni que yo fuera un delincuente” añadió. Comentó que ve a Jessica feliz con su novio que “ojala le salga bien”. “El que está triste soy yo que no veo a mi hijo, sólo pido verlo”. Con respecto a lo que espera del juicio, dice que “a un hijo nunca hay que separarlo de una madre”. “Ella ahora me da unas condiciones que no quiero aceptar. Yo no quiero que mi hijo viva en Eibar, quizá porque su entorno está en Sevilla. Estábamos de acuerdo en lo económico y las visitas, se enamoró y se lo llevó”. En cuanto a lo que opina de Jota Peleteiro, dijo que “no cree que sea un mal chaval”.

 

VER GALERÍA



No sólo él está sufriendo por no ver a su pequeño, también su madre Isabel Pantoja está triste por esta situación. “Si un padre ya sufre, ya sabes como son las abuelas que tienen un cariño especial a sus nietos. Lo está pasando muy mal, está sufriendo”. Uno de los consejos que dice Kiko le da su madre es “párate, cálmate y tú tienes la última decisión”. Kiko reconoce que piensa que en su relación “todo era una mentira”, que no cree que Jessica “no le quisiera”, pero que no cree que “estuviera enamorada”. Comentó además: “Pienso que se quedó embarazada por interés. Por su comportamiento, debo pensar que el niño es como una pensión, pero ojala me equivoque”.

Kiko aclaró que fue él quien la dejó. “Se me fue el amor y no puedo estar con alguien que no quiero. No somos compatibles y cuando esto ocurre debemos separarnos”. También pidió perdón por algunos de los comentarios que hizo en el programa Sálvame Deluxe, polémicas palabras contra su exnovia de las que no se arrepiente, pero que considera impulsivas. En cuanto al estado de su corazón aseguró que "no está enamorado ni ilusionado" y que la última chica con la que salía, Triana, con la que rompió en verano, "formó una parte minúscula de mi vida". "Es una niña encantadora, pero no la puedo catalogar como novia" aseguró.

Más sobre

Regístrate para comentar