Iker Casillas se deshace en atenciones con Sara Carbonero durante una de sus revisiones médicas antes de ser papás

La periodista ya ha saciado alguno de sus antojos, entre ellos, las hamburguesas

Están felices y no pueden, ni quieren, ocultarlo. A finales de 2013, Iker Casillas y Sara Carbonero se convertirán en padres y ya están deseando tener a su retoño en brazos. Ayer, la pareja se dejó ver de lo más cariñosa durante una de las rutinarias revisiones médicas de la periodista, quien ha confiado en la clínica Ruber para que su bebé venga al mundo.

 

nullVER GALERÍA



Sara e Iker hicieron su entrada en el centro médico cogidos de la cintura dejando claro que su amor está más vivo que nunca y que esta es sin duda una de las etapas más felices de su noviazgo, tal y como Sara confesaba hace tan solo unos días en la revista ¡HOLA!. "Esta es una etapa muy feliz, muy ilusionante" y es que tanto para la periodista deportiva como para el portero del Real Madrid este es un niño muy deseado. "Cuando me enteré de que estaba embarazada sentí una alegría muy grande, una mezcla de ilusión y de expectación ante lo desconocido, pero de forma muy positiva… Desde ese instante, imaginando todo y con muchas ganas de que todo salga bien" explicaba Sara Carbonero.

 

VER GALERÍA



Pero mientras llega el momento de ver la cara de su bebé, Sara e Iker siguen disfrutando de su relación, eso sí sin descuidar sus diferentes compromisos profesionales. Casillas continúa con sus obligaciones en el Real Madrid y Carbonero sigue presentando la sección de deportes en el informativo, al menos mientras el cuerpo aguante, tal y como la propia periodista señalaba en ¡HOLA!. 

 

VER GALERÍA

 

Lo que tampoco ha descuidado Sara han sido sus antojos, pues ahora que está embarazada la periodista tiene algún que otro caprichito, como son las hamburguesas. Ayer sin ir más lejos podíamos ver a la periodista acudiendo a una popular restaurante para degustar una de ellas, mientras que su chico visitaba una conocida pastelería de Madrid en busca de algún dulce, ¿será que Sara e Iker tendrían algo que celebrar? Desde luego motivos no les faltan.



Más sobre

Regístrate para comentar