Eugenia Ortiz espera mellizas: 'Una se va a llamar Sandra, como mi madre. Estoy feliz'

Tras anunciarnos en exclusiva en las páginas de la revista ¡HOLA! que estaba de nuevo embarazada, Eugenia Ortiz acaba de conocer que espera dos bebés. Siguiendo la estela de su hermana Alejandra, que tuvo a Fausto y Valentina en febrero de 2012, la hija de Bertín Osborne y su marido, Juan Melgarejo, ya saben que van a ser papás por partida doble.


VER GALERÍA


Así lo ha contado este viernes durante la presentación de una nueva colección de joyas en Madrid. Eugenia ha asegurado estar "muy contenta" con la noticia. "Si lo pienso mucho me agobio, pero intento no pensarlo hasta que llegue el día", ha añadido. También ha reconocido que fue un susto para ella cuando se enteró: "Al principio fue horrible, me enteré justo antes de las vacaciones de verano y cuando me lo dijeron mi reacción fue ponerme a llorar y decir: ‘No puede ser, no puede ser. ¿Qué me han hecho?’ Pero ahora, después de tres meses para asimilarlo, estoy muy contenta y ya sólo veo cosas positivas."

La feliz mamá ha confesado que lleva bien el embarazo y ha revelado, además, que espera mellizas: "Son dos niñas, y estoy muy contenta por eso también. Una se va a llamar Sandra, como mi madre, y el otro todavía no lo he pensado. Hasta hace un año no había pensado en el nombre de mi madre, pero como ninguna de mis hermanas iba a usarlo, pues decidí que yo se lo pondría a una hija mía. El otro nombre también lo decidiré yo, porque mi marido ya decidió el del mayor y ese fue nuestro acuerdo. Lógicamente no voy a escoger uno que a él no le guste nada, pero básicamente es mi decisión. Tengo algunos pensados, pero son todos raros y a todo el mundo le horrorizan. Águeda, Gilda, Greta… son todos nombres raros. Algunos inspirados en cine clásico."

Eugenia también ha contado cómo reaccionaron en su familia. "Mi marido está feliz. Mi hijo es todavía muy pequeño para enterarse, aunque yo se lo digo. Pero ya se dará cuenta. Por ahora le encantan los bebés. Mi padre reaccionó fenomenal. Me dijo: ‘¡Qué notición!’ Y que sean niñas también le encanta. A mi padre le gustan mucho los niños, así que está muy contento. Y Fabiola está supercontenta de saber que va a tener dos niñas a las que poner lacitos y esas cosas."


VER GALERÍA


Aunque aún no ha empezado a hacer cambios en casa y prepararla para la llegada de las niñas, Eugenia dice no estar agobiada ante la nueva situación que se avecina. "Experiencia no nos falta. Parece que nos han encargado a mí y a mi familia repoblar el mundo o algo parecido, porque vamos de dos en dos. Y todavía queda mi hermana Claudia, que dice que no va a tener hijos porque tiene miedo de que le pase también a ella. Este verano le decía a mi hermana que me dejara a los mellizos para ir enterándome poco a poco de lo que es. Llevarles en el carro es como llevar un autobús, es mortal, pero se puede. Que hay gente que tiene tres, cuatro y más."

Además, la futura mamá de familia numerosa cuenta que tiene en su marido un gran apoyo: "Al principio no se implicaba tanto. Yo creo que a los hombres no les gustan mucho los bebés, porque como no hacen nada… les aburren. Pero ahora que el niño es un poco más mayor, es más independiente e interactúa más, pues se implica cada vez más. Espero que en esta ocasión no sea sólo yo la que cambie pañales, porque si no no voy a dar abasto. Ahora que me canso más, él se lleva al niño, le da de cenar, lo cambia… y por las mañanas me deja dormir un poquito más y se lleva al niño a desayunar."


VER GALERÍA


Sin embargo, el trabajo de Juan no le permitirá estar con ella todo lo que quisiera: "Está una semana aquí y otra en Italia, así que me ayuda una semana sí y la otra no. Yo ya lo he aceptado, porque me temo que va a ser así toda la vida. Y mucho mensaje de móvil", ha dicho entre risas.

Eugenia confiesa que una vez nazcan las niñas se tomará las cosas con calma: "Tengo la clínica de psicooncología que he abierto, en la que hacemos cursos de formación, talleres… y no voy a poder pendiente todo lo que me gustaría el próximo año, pero está mi socia que lo hace fenomenal. De momento voy a estar dedicada a los niños."

Eugenia y Juan se casaron en abril de 2011 en la iglesia de San Miguel de Jerez de la Frontera, un lugar muy especial para la novia, ya que allí también se casaron sus padres y su hermana. Once meses después venía al mundo su primer hijo, Juan, un precioso niño rubio de ojos azules que en los próximos meses se convertirá en el mejor compañero de juegos de sus hermanas. "Hacemos tres años de casados en abril, y la verdad es que tres niños en tres años es un poco fuerte", ha dicho hoy. Sin embargo, no descarta ampliar la familia en el futuro: "No quiero decir que voy a plantarme ya con tres, ni tampoco que no. Soy muy joven, tengo 27 años y a lo mejor dentro de cinco añitos puedo tener otro más. No lo sé. Por ahora sí me voy a relajar un poquito para cuidar de los tres que voy a tener y ya más adelante veremos."

Más sobre: