Juan Antonio Roca, principal imputado del caso Malaya, condenado a pagar 240 millones de euros

Julián Muñoz, Marisol Yagüe e Isabel García Marcos han conocido también su sentencia tres años después de que comenzara el juicio

Los principales procesados del caso "Malaya" contra la corrupción, el exasesor de Urbanismo Juan Antonio Roca y los exalcaldes de Marbella Julián Muñoz y Marisol Yagüe han acudido esta mañana a la Ciudad de la Justicia de Málaga para escuchar la lectura pública de la sentencia de este proceso. Roca y Julián Muñoz han tenido que ser conducidos esta mañana por las fuerzas de seguridad hasta la Audiencia malagueña, ya que ambos se encuentran en prisión por otras causas judiciales. Por su parte, Yagüe ha llegado a las dependencias judiciales poco antes de la hora fijada en la citación judicial.

A las 11:00 horas se dio a conocer el resumen del fallo de la sentencia, que tiene más de 5.000 folios. Juan Antonio Roca, considerado el cerebro de la trama, ha sido condenado a 11 años de prisión y una multa de 240 millones de euros (se cubrirá con las propiedades que tiene) y una inhabilitación de 34 años, por los delitos de cohecho pasivo continuado, blanqueo (como jefe de una organización), fraude y prevaricación.

 

nullVER GALERÍA



Marisol Yagüe, exalcaldesa de Marbella, ha sido condenada a 6 años y 9 meses de prisión y 2,3 millones de euros de multa, por los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación, fraude, cohecho pasivo y alteración del precio de concursos. Isabel García Marcos, ex teniente de alcalde del ayuntamiento de Marbella, ha sido condenada a 4 años y una multa de 700.000 euros, por los delitos de cohecho pasivo y alteración de precios de concursos.

 

VER GALERÍA



Julián Muñoz ha sido condenado a dos años de prisión por fraude y 16 años de inhabilitación, por los delitos de fraude y prevaricación, además de una indemnización conjunta con otros imputados de 1.385.000 euros. Muñoz está ya en prisión condenado por un caso de blanqueo de capitales. El constructor Ávilas Rojas ha sido condenado a 3 años y ocho meses de prisión y una multa de 11,5 millones, por cohecho y blanqueo de capitales. González de Caldas, a ocho meses de prisión y 30.000 euros de multa y Monserrat Corulla, una de las principales asesoras del cerebro de la trama, ha recibido una pena de cuatro años y una multa de 30 millones de euros. El empresario Tomás Olivo queda absuelto, al igual que el empresario Cristóbal Peñarroya.


La sentencia se ha hecho pública tres años después del inicio del juicio, y casi ocho años más tarde de que comenzara la investigación policial. De los 95 procesados con que comenzó la vista oral el 27 de septiembre de 2010, dos fallecieron, se retiró la acusación para nueve y otros tres se han conformado con la pena solicitada por las acusaciones. El juicio, que comenzó el 27 de septiembre de 2010 y terminó el 31 de julio de 2012, necesitó de 199 sesiones en las que declararon unos cuatrocientos testigos y peritos.

 

Más sobre: