En la cima de su carrera, la atleta Yelena Isinbayeva hace una pausa para convertirse en mamá

Su talento, simpatía y belleza la han dado a conocer alrededor del mundo. Tras conseguir el tercer título y nuevo récord mundial (el número 29 de su carrera) durante el Mundial de Atletismo Moscú 2013, la saltadora de garrocha, Yelena Isinbayeba anuncia que hará una pausa de 18 meses para convertirse en mamá.

 

Yelena


Además de atleta, Yelena, de 31 años  también es mujer y como toda fémina está lista para vivir el milagro de la maternidad, por lo que ha decido tomarse un descanso para luchar por hacer este sueño realidad y posteriormente preparase para los Juegos Olímpicos de Río 2016.

“Me tomó un período de descanso de 18 meses, nueve meses de embarazo y otros nueve para cuidar del bebé”, comentó la ojiverde, quien con su carisma ha ganado millones de fans alrededor del mundo.

Aunque Isinbayeva seguro no ser un retiro, la atleta dejó claro que sólo regresará a la “jugada” sí su físico le permite ser competitiva: “Simplemente hago una pausa para tener un hijo y entonces trataré de volver para Río, pero sólo con la condición de sigo siendo competitiva. Si las cosas no vuelven a ser las misma me retiraré oficialmente”, explicó la medallista olímpica (Atenas 2004 y Bejing 2008).

 

Yelena


Gracias a su participación en esta justa en Moscú, la atleta ha conseguido colocarse en los cuernos de la luna nuevamente, tras cuatro años de fracasos y resultados no tan satisfactorios para la rusa: “En este Mundial de Moscú 2013 me sentí  en casa. Si los Juegos Olímpicos hubieran sido en Rusia el pasado año, los resultados habrían sido diferentes de lo que fueron en Londres”, explicó Isinbayeva, quien ahora está lista para enfrentar el mayor y más importante reto de su vida: la maternidad.

 

 

Más noticias