El ginecólogo de la duquesa de Cambridge perdió a su prometida en un crimen aún sin resolver

Alan Farthing iba a casarse con la carismática presentadora de la BBC, Jill Dando, en otoño de 1999. Sin embargo, un disparo quebró sus ilusiones

El ginecólogo de la duquesa de Cambridge perdió a su prometida en un crimen aún sin resolverVER GALERÍA


Marcus Setchell, el ginecólogo de confianza de la reina Isabel II, ha compartido protagonismo durante el nacimiento del primer hijo de los duques de Cambridge con Alan Farthing. El trabajo de Farthing como ginecólogo de las mujeres de la Familia Real británica comenzó en 2008, pero no ha sido hasta ahora cuando ha participado en un embarazo y nacimiento real. Sin embargo, su nombre no es nuevo para la mayoría de los británicos.

El actual ginecólogo de la duquesa de Cambridge saltó a las portadas de todos los periódicos tras el asesinato, aún sin resolver, de su prometida, la presentadora de la BBC, Jill Dando, en 1999. Tras separarse de su primera mujer, Farthing se enamoró locamente de Jill, pero su felicidad tan solo les duró unos meses. Iban a casarse en otoño, pero el 26 de abril de 1999 un disparo quebró sus ilusiones. La periodista, de 38 años, fue asesinada a la entrada de su casa y 14 años después, su muerte sigue siendo un misterio.

El ginecólogo de la duquesa de Cambridge perdió a su prometida en un crimen aún sin resolverVER GALERÍA


Los vecinos aseguraron ver en la escena del crimen a un hombre de entre 30 y 40 años, un perfil que no encajaba con el principal sospechoso: un admirador fanático de 62 años que no cesaba de enviar cartas y llamar por teléfono a la presentadora. Como en las investigaciones de los crímenes que ella relataba en su programa de sucesos de la BBC, Crimewatch, Scotland Yard se hizo cargo de lo sucedido. Primero señaló que el asesino podría guardar relación con los atentados racistas que estaban teniendo lugar entonces en Reino Unido; después creyó que podría haber sido un crimen por encargo o incluso una venganza serbia.

Finalmente, Scotland Yard detuvo a Barry George, un músico parado de 40 años residente en Londres. Fue condenado a cadena perpetua en 2001 y en 2008 fue absuelto del asesinato en un nuevo juicio en el que se aportaron pruebas que cuestionaban la fiabilidad de las muestras de pólvora obtenidas.

Nunca existió ninguna evidencia contra mi hermano”, aseguró Michelle Diskin, hermana de Barry George el pasado 9 de julio. “Todo este caso, desde abril del año 2000 hasta el día de hoy ha sido una cortina de humo para tranquilizar a un país preocupado y dar la impresión de que se había hecho justicia”, añadió. “Ni la familia de Jill ni la nuestra ha visto justicia en estos últimos 13 años”, afirmó. “Mi hermano es inocente y se merece una compensación económica por los ocho años que ha pasado injustamente en la cárcel”, concluyó tras saber que Barry George no va a percibir ninguna indemnización por lo ocurrido.

El ginecólogo de la duquesa de Cambridge perdió a su prometida en un crimen aún sin resolverVER GALERÍA


Alan Farthing tardó cuatro años en rehacer su vida tras el asesinato de su prometida. Fue en 2003 cuando conoció a Janet Stowel, compañera de profesión, y desde entonces no se han separado. Se casaron hace cinco años en una discreta ceremonia y en 2011 se convirtieron en padres de un niño.

A nievel profesional, Marcus Setchell le ha dejado un listón muy alto. Su predecesor, que ha manifestado que se retirará de la medicina en un año, participó en los nacimientos de los príncipes Guillermo y Harry; salvó la vida de la condesa de Wessex durante el parto de su hija en 2003 y coordinó la operación de histerectomía (extirpación de útero) a la que fue sometida la duquesa de Cornualles en 2007. Por todo ello, Isabel II está pensando en condecorarle con la Real Orden Victoriana, algo que podría conseguir Farthing si continúa ganándose la confianza de la reina con el paso de los años.

Más sobre

Regístrate para comentar