Tras un año sabático, Guardiola conquista Múnich acompañado por su esposa y su hija

Su esposa, Cristina, ha viajado con anterioridad a Múnich para encontrar un nuevo hogar para su familia

Pep Guardiola ya es entrenador del Bayern de Múnich. El barcelonés fue presentado ayer como una auténtica estrella en la rueda de prensa más concurrida de la historia del club bávaro.

 

nullVER GALERÍA



Demostrando su humildad y respeto ante la tradición del equipo alemán, el nuevo técnico del Bayern comenzó su presentación diciendo en un más que aceptable alemán, que su llegada a este banquillo era un auténtico privilegio: "Es una suerte, es un regalo que el Bayern haya pensado en mí y que yo pueda estar aquí" afirmaba Guardiola, quien a continuación pidió disculpas porque su alemán no es perfecto y prometió mejorarlo con el tiempo. "Espero que disculpen mi alemán, he estado un año viviendo en Nueva York y ese no es el lugar ideal para aprenderlo. Pero espero mejorar con los días", dijo Guardiola, sin cometer un solo error gramatical.

 

VER GALERÍA



Arropado por su mujer, Cristina Serra, y su hija mayor, María, quienes siguieron la rueda de prensa junto a los más de 250 periodistas y los diferentes integrantes del club que abarrotaban la sala, Pep admitió que es consciente de que tendrá mucha presión en el Bayern tras el triplete logrado en la temporada pasada y dijo que eso es normal en todos los grandes equipos. "En los grandes equipos siempre hay presión, soy consciente de ello y estoy preparado para el desafío", declaró.

 

VER GALERÍA



Sin borrar ni un solo segundo la sonrisa y muy ilusionado con la nueva etapa que comienza, el entrenador del club alemán se dejo ver antes de la rueda de prensa en el césped del Estadio Olímpico de Múnich, donde además de dar unos toques al balón, saludó a su mascota, quien obsequió a Pep con una camiseta y unas zapatillas para su hija María, quien junto a su madre disfrutó muchísimo de la presentación de su padre, quien ponía fin ayer de manera oficial a su año sabático.

 

VER GALERÍA



Los dos grandes ausentes de la presentación fueron sus otros dos hijos, Marius, de 11 años, y Valentina, de 4, quien según los medios alemanes no viajaron junto a sus padres la noche del domingo desde Barcelona a Munich, aunque con toda seguridad, seguirían la rueda de prensa de su papá a través de la televisión.

Según publica el diario Mundo Deportivo, la esposa de Guardiola, ha visitado Múnich en más de una ocasión durante los últimos meses, con el objetivo de buscar un nuevo hogar para su familia. Cristina, quien ha vivido este último año junto a Pep y sus tres hijos en un lujoso piso de Nueva York con vistas a Central Park, ha estado acompañada en estos viajes por Manel Estiarte, el hombre de confianza de Guardiola y con el quien ha contado el técnico barcelonés para formar el cuerpo técnico.

Más sobre: