Fernando Torres agranda su figura y su historia

El jugador del Chelsea celebró su título de campeón de Europa League junto a su familia

Son ellos los primeros que saborean sus victorias y les consuelan en las derrotas, por eso Fernando Torres quiso que su familia estuviera a su lado para celebrar junto a él y todos sus compañeros el título conseguido durante esta temporada con el Chelsea, la Europa League. Con una sonrisa que evidenciaba el gran momento que atraviesa en el club inglés, Torres invitó al terreno de juego a su esposa, Olalla Domínguez, y a sus dos hijos, Nora, de tres años y medio, y Leo de dos años y medio, quienes hicieron las delicias de los allí presentes, y sobre todo de su orgulloso papá.  

null 

 

Fernando Torres dejo que sus pequeños corretearan libremente por el césped del estadio vestidos con el uniforme del equipo, al igual que el resto de los hijos de los otros jugadores, quienes practicaron sobre el campo todo lo que sus papás les han enseñado a hacer con el balón.  

Olalla, quien cedió todo el protagonismo a su marido y a sus hijos, celebrará el próximo 29 de mayo su cuarto aniversario de boda junto al futbolista, con el que contrajo matrimonio en una ceremonia civil discreta y privada celebrada en El Escorial. 



La pareja se conoció hace 14 años cuando él veraneaba en Estorde, Galicia. Novios desde la adolescencia e inseparables desde que sus vidas se cruzaron, Olalla y Fernando viven desde 2007 en Londres, ciudad por donde es común verles pasear junto a sus pequeños.

Más sobre: