Belén Esteban reaparece sonriente y muy animada después de abandonar la televisión

Con 13 kilos de más y desmintiendo estar embarazada y encontrarse ingresada, Belen Esteban ha reaparecido, pero no, en un plató de televisión, sino cumpliendo con sus compromisos como relaciones públicas de la compañía Más Móvil. La popularmente conocida como princesa del pueblo ha decidido tomarse una largas vacaciones televisivas y no piensa volver a Sálvame, programa en el que colabora, por lo menos hasta septiembre.

nullVER GALERÍA

 

Tras unos días de descanso en su querido Benidorm, Belén acudía ayer a un centro comercial madrileño para interpretar su versión particular de Harlem Shake, el Belén Shake, en el que la expareja de Jesulín de Ubrique muestra su lado más divertido. Luciendo un mono negro de palabra de honor y una cola de caballo con un moderno tupé, Belén admitió sentirse algo baja de energía, de ahí su retirada para retomar fuerzas y centrarse en sí misma.



VER GALERÍA



Volcada en el cuidado de su hija Andrea, y con el corazón desocupado tras su divorcio de Fran Álvarez, Belén planea ya un verano de lo más familiar en el que, por el momento, no entran los planes de enamorarse de nuevo y sí los de disfrutar y recargar pilas.

 

VER GALERÍA



Con ganas de contar la verdad y de cuidar de los suyos, tal y como rezan las palabras de su perfil de Twitter, Belén pasa ahora por una etapa en la que no entran de momento ni los focos, ni los platós, ni las cámaras, pues tras el robo que sufrió en su casa mientras se encontraba de viaje en Miami, así como su reaparición truncada en Telecinco, en la que se desataron una serie de acusaciones y discusiones, la hicieron recapacitar hasta el punto de decidir poner freno a esta situación.

Más sobre: