Jessica Bueno: 'Kiko llegará a ser un buen padre'

La modelo, quien ha retomado con fuerza su agenda de compromisos, ha confesado que su ruptura con el hijo de Isabel Pantoja es definitiva

Dicen que después de la tormenta siempre llega la calma y parece que esta calma ha llegado para quedarse en la vida de Jessica Bueno, quien tras su sonada ruptura con Kiko Rivera disfruta ahora de su nueva vida y de su hijo, Francisco, el encargado de dibujarle una enorme sonrisa todos los días.

Luciendo de nuevo una envidiable figura tras dar a luz a su pequeño el pasado mes de noviembre, Jessica, quien ha perdido ya 27 kilos, ha retomado con fuerza su carrera de modelo, convirtiéndose a su vez en la nueva imagen de la firma Arkos, conocida por su famosa dieta de la alcachofa. Con una falda color coral, a juego con la camiseta y una chaqueta de encaje, Jessica ha posado esta mañana luciendo figura y sonrisa y ha sido allí donde ha hablado sobre cómo se encuentra en estos momentos.

 

nullVER GALERÍA

 

Lo primero que quiso dejar claro la modelo han sido los motivos que le llevaron a su ruptura con Kiko señalando: "Cuando dos personas no son compatibles, no hay futuro entre ellas. Y a pesar de haber vivido momentos muy bonitos, no tenemos la misma forma de ver las cosas". Consciente de lo importante que es cuidar una relación, la sevillana ha comentado: "En el amor nunca hay que relajarse. Y hay que luchar día a día para que se mantenga vivo".

En cuanto al papel de Kiko Rivera como padre, Jessica lo tiene claro y sabe que en un futuro el hijo de Isabel Pantoja será un buen padre. "Kiko no puede estar con el niño mucho tiempo, porque trabaja mucho, pero llegará a ser un buen padre. Yo siempre estoy con él. Dicen que los bebés son para las madres".



VER GALERÍA

 

Centrada en el cuidado de su hijo y residiendo en su Sevilla natal, Jessica también ha hablado sin tapujos sobre su relación con Isabel Pantoja, madre de su exnovio y abuela de su bebé. "Ella siempre me ha tratado genial. Me siento una más con la familia de Kiko. Ella quiere mucho a mi hijo, y para mí eso es lo más importante" ha confesado la modelo.

Fiel, sensible y muy romántica, adjetivos con los que ella misma se define, Jessica, quien ha admitido no ser nada controladora y sí muy manejable, ha hablado desde el corazón para afirmar con rotundidad que su relación con Kiko no tiene marca atrás "La ruptura es definitiva. Él tomó la decisión de dejarlo, y yo respeté esa decisión". Sin embargo, Jessica ha asegurado sentirse engañada y no sabe si hubo terceras personas. “Prefiero no pensar en ello. De todas formas él es una persona libre y puede hacer lo que quiera” afirmaba la modelo. En cuanto a ella confesó: "Me gustaría encontrar una persona que me cuide y me valore".



 

Más sobre: