12 MARZO 2013

Comienza en Sevilla el juicio contra Ortega Cano

La fiscalía solicita para el diestro cuatro años de cárcel y una indemnización para la familia de Carlos Parra, que falleció en el accidente ocurrido el pasado mayo de 2011

Sobre las 9.45 horas de la mañana llegaba José Ortega Cano al Juzgado de lo Penal número 6 de Sevilla, donde ha dado comienzo el juicio por el accidente de tráfico en el que se vio implicado y en el que falleció Carlos Parra. El diestro estaba acompañado en la sala por su hermano Paco y su cuñado Aniceto y sólo dijo a la entrada de los juzgados de Sevilla, con gesto serio, que se encuentra “bien”. Una vez dentro, se declaró "no responsable" de los delitos que le imputan. En su declaración, afirmó que no bebió alcohol, que no comprende como la alcoholemia arrojó un valor triple de lo autorizado y que por ser un personaje público se le ha tergiversado y que ha sufrido "una injusticia enorme".

Dijo que conocía bien la carretera donde ocurrió el choque porque la usaba mucho para llevar a su hija al colegio y que no recuerda haber invadido el carril contrario, como aseguran varios testigos, y haber adelantado a la vez a dos vehículos. Según su relato, tuvo que darle "un vahído o un mareo" en el momento de la colisión para que no reaccionase y añadió que no vio el coche que venía de frente pues en caso contrario "preferiría tirarme por un barranco con tal de no impactar contra otro vehículo".

El torero se enfrenta a una petición del fiscal de cuatro años de cárcel por el siniestro en el que, presuntamente, conducía con un nivel de alcoholemia que triplicaba la cantidad autorizada. La Fiscalía de Sevilla solicita además la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante seis años y una indemnización a la viuda del fallecido de 119.731 euros, a cada uno de sus dos hijos en 19.955 euros y a su madre en 9.977 euros. El Ministerio Público le imputa un delito de homicidio imprudente en concurso con dos delitos contra la seguridad vial, uno por conducción temeraria y otro por circular bajo los efectos del alcohol. 

 

null

La vista se celebrará los días 12, 13, 14, 15 y 19 del presente mes de marzo, fecha en la que está previsto que concluya el juicio con los informes finales por parte del fiscal, la acusación particular y la defensa del exmatador de toros. Esta ha comenzado con la petición de nulidad por parte de la defensa del torero de la prueba de alcoholemia, pues alegó que el hospital rompió la “cadena de custodia”. La fiscalía sostuvo por su parte que Ortega Cano no se encontraba en “condiciones apropiadas para conducir”, debido a la “previa ingestión excesiva de bebidas alcohólicas que le mermaban los reflejos”, lo que le hacía conducir de manera “irregular, realizando maniobras arriesgadas para él mismo y los demás usuarios”.

El accidente ocurrió poco después de las 22:00 horas del 28 de mayo de 2011, cuando el torero había dejado a su hija en Villaverde del Río (Sevilla) y se dirigía a su finca Yerbabuena de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla). En el kilómetro 28,1 de la carretera A-8002, en un tramo curvo de visibilidad reducida, con señalización horizontal y vertical de prohibido adelantar y con una señal de “curvas peligrosas hacia la derecha”, según el fiscal. Éste también aduce que perdió el control del vehículo, invadió durante 60 metros el carril contrario y colisionó de frente con el Seat Altea que conducía Carlos Parra, de 38 años, que falleció al instante por traumatismo torácico severo y rotura cardíaca. Indica el fiscal que el torero circulaba a 125 kilómetros por hora en un tramo limitado a 90, y el coche contrario a 51.

 



Además de pedir la nulidad del test de alcoholemia, el abogado de Ortega Cano, Enrique Trebolle, citó como testigos a varias personas que confirmarán que estuvieron con el acusado en Villaverde y en un hotel de Burguillos (Sevilla) y que no le vieron beber. Comparecerán un bombero que acudió al lugar del accidente, el conductor de la ambulancia, el médico del Centro de Salud de Castilblanco y los médicos de urgencias que primero le atendieron en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla. El martes, además de las cuestiones previas, se prevé tomar declaración a la viuda del fallecido, Manuela Gurruchaga, y a su hermano, Manuel Parra.

El miércoles declarará el director de la Unidad de Hematología del Hospital Virgen Macarena, quien certificará que la muestra de sangre de Ortega Cano quedó depositada en el Banco de Hematología “conforme al protocolo habitual”. En las siguientes sesiones, José Ortega Cano estará presente en la sala, pero ya no declarará de nuevo.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Más noticias sobre...

Recomendaciones



Horóscopo