25 FEBRERO 2013

Francisco Rivera disfruta de su deporte favorito por una buena causa y junto a su hija, Cayetana

El extorero participó en un partido de baloncesto solidario después de conocerse que su exmujer, Eugenia Martínez de Irujo, había ganado la custodia de Cayetana

Solidario donde los haya siempre que lo llaman para participar en cualquier causa benéfica da un sí por respuesta. El pasado viernes, Francisco Rivera participó en un partido de baloncesto que se celebró en Sevilla y que efrentó a toreros con críticos taurinos por una buena causa: la fibrosis quística. Aprovechando que pasaba el fin de semana con él, Francisco se llevó a su hija Cayetana al pabellón donde tuvo lugar el encuentro.

null


Un año más, el extorero volvió a colaborar con la Asociación contra la Fibrosis Quística y no quiso que su hija se perdiera esta gran ocasión para demostrar sus habilidades en el que es su deporte favorito. Con el número 23 a la espalda, el número de su gran ídolo deportivo, Michael Jordan, Francisco recibió desde las gradas todo el apoyo de su hija. Cayetana disfrutó junto a un grupo de amigas viendo a su padre encestar la pelota. La joven se convirtió en el gran taslimán de su padre, ya que el marcador se decantó finalmente a favor del equipo de los toreros.


Sin duda, este ha sido un inolvidable fin de semana para Francisco. Gracias a su hija y al baloncesto, el extorero ha olvidado por unas horas los sinsabores que ha vivido últimamente en el juicio por la custodia de Cayetana, que finalmente ha ganando su ex, Eugenia Martínez de Irujo.


A quien seguro que Francisco echo mucho de menos fue a su novia, Lourdes Montes, que se encontraba trabajando. El extorero ha encontrado la estabilidad sentimental al lado de esta joven sevillana con quien no piensa de momento pasar por el altar. Hace unos días se publicó que el torero y la abogada sevillana estarían pensando en contraer matrimonio pero Francisco no tardó en desmentir que se fuera a producir una posible boda a corto plazo. Lo cierto es que su relación se consolida cada día más y pasan todo el tiempo que sus trabajos se lo permiten juntos. "Soy romántica y pasional. Sueños con casarme y tener niños”, declaró recientemente Lourdes en las páginas de ¡Hola!. Haya o no boda, Francisco ha encontrado en Lourdes el amor, la estabilidad y un hombro en quien apoyarse.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook