04 FEBRERO 2013

La fuerza de Beyoncé, un apagón fortuito, los pases de Obama... la Super Bowl emociona a Estados Unidos

Un apagón inesperado dejó la emisión del partido cortada durante media a sólo dos cuartos del final

Miles de estadounidenses se sentaron este fin de semana frente a sus televisores para vivir un año más la emoción de la final de la Liga Nacional de Fútbol americano o lo que es lo mismo, la Super Bowl. En el Super Dome de Nueva Orleáns, lleno hasta la bandera, los Ravens de Baltimore se impusieron a los 49ers de San Francisco, por un ajustado 34-31. Hubo momentos de emoción y tensión ya que a falta tan sólo de dos cuartos para el final del partido se produjo un inesperado apagón que fundió a negro las televisiones de millones de hogares. Fue más de media hora de angustia que finalmente se subsanó para poner el broche de oro a una intensa noche.

null



El espectáculo no sólo está en manos de los “magos del balón” ya que brillantes actuaciones musicales amenizan el intermedio y mantienen el ánimo de los espectadores al máximo. Actuar en este espacio de tiempo es siempre un honor y un privilegio para los elegidos que nunca defraudan. En esta ocasión una potente Beyoncé llenó con fuerza la pista para demostrar que su playback en la investidura de Obama fue algo puntual que nada tiene que ver con su verdadero talento. Con un conjunto negro de Rubin Singer, guantes y botas de tacón alto, capitaneó un equipo de más de 100 bailarines al ritmo de Love on top, Crazy in love y Till the end of time.

 



Se unieron luego a ella sus excompañeras en Destiny’s child, Kelly Rowland y Michelle Williams, para entonar Independent Woman y Single Ladies. Encantada con su actuación, Michelle Obama, primera dama estadounidense, escribió en su twitter: “Estuvo fenomenal. Estoy muy orgullosa de ella”. Y es que la Casa Blanca se unió también a la fiesta organizando una velada para ver el partido en la que se sirvieron platos típicos de los lugares de origen de los equipos. Incluso el presidente Obama colgó en su perfil una imagen de él con un balón de fútbol, ensayando unos pases, horas antes de que comenzara el encuentro.



Jennifer Hudson protagonizó uno de los momentos más emotivos de la velada, uniendo su voz a la de un coro formado por 26 niños de la escuela primaria Sandy Hook, donde fallecieron 20 niños y 6 profesores asesinados el pasado 14 de diciembre. El tema America The beautiful logró que muchos de los asistentes apenas lograran contener las lágrimas recordando la tragedia. Alicia Keys fue quien cantó, con la música de su piano, el himno.



Numerosas caras conocidas se unieron a la fiesta, cada una con la camiseta de su equipo preferido. Paul McCartney y su mujer Nancy Shevell se sentaron en las gradas, igual que los actores de televisión Ian Somerhalder y su novia Nina Dobrev (protagonistas de Crónicas vampíricas), Sandra Bullock, con su pequeño Louis, Stacy Keibler, novia de George Clooney. Otros como Hayden Panettiere, Joe Jonas o Tyra Banks, colgaron en sus redes sociales imágenes de cómo estaban pasando este día.

 

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook