28 ENERO 2013
A la espera de que el juez dicte sentencia sobre la custodia de su hija Cayetana

Francisco Rivera y Lourdes Montes, romántico fin de semana de peregrinación a la aldea de El Rocío

“Que buen camino ayer por el aniversario de Triana desde el Rocío a Almonte. Un día buenísimo, amigos y mucho compás. Viva Triana”. Con este mensaje Francisco Rivera Ordóñez resumía en su Twitter un día de romería de El Rocío a Almonte para celebrar el bicentenario de la Hermandad de Triana. En compañía de su novia, Lourdes Montes, con quien pronto celebrará su segundo aniversario, Rivera disfrutó de un día de campo montando a caballo y en la carreta junto al resto de amigos. Como dos peregrinos, se mostraron de lo más enamorados.


Francisco Rivera y Lourdes Montes



A pesar de que el diestro no está pasando por su mejor momento en lo que al aspecto personal se refiere tras la demanda que le interpuso a su exmujer, Eugenia Martínez de Irujo, duquesa de Montoro, por la custodia de su hija Cayetana, quiso tomarse un respiro. Así, este fin de semana lo pasó rodeado de amigos y acompañado por su inseparable novia, Lourdes Montes, quien es ahora mismo su gran apoyo en los difíciles momentos por los que está pasando. Hay que recordar que el juez aún no ha resuelto con qué progenitor debe vivir su hija Tana, si con su madre en Madrid o con su padre en Sevilla.

La disputa por la custodia de la hija del torero ha abierto una brecha entre Fran Rivera y la casa de Alba, al que la duquesa consideraba como un hijo más. De hecho, la propia Cayetana de Alba ha manifestado recientemente sentirse traicionada por su ex yerno favorito. A falta de que el juez resuelva el veredicto, el ex torero quiso olvidar por unas horas esta situación por la que atraviesa y pasar unos días con su gente y con su novia, que comparte las mismas aficiones que él. Así, la pareja llegó el pasado viernes a la aldea almonteña con el fin de estar con la hermanad de Triana, de la que Francisco es hermano y no falta a ninguna cita religiosa de la misma.


Francisco Rivera y Lourdes Montes



Para esta ocasión, Lourdes Montes no vistió el típico atuendo que llevan las mujeres en la romería de El Rocío, sino que optó por un atuendo cómodo e informal muy apropiado para una jornada campestre: pantalones vaqueros, trenca verde estilo militar, vaqueros, calcetines sobre los pantalones, botas de montaña y pañuelo en la cabeza tipo campesina y en el cuello llevaba colgada la medalla de la hermandad de Triana al igual que su novio, Francisco Rivera del que es un reconocido ferviente de la Virgen de la Esperanza y de la del Rocío. La pareja se unió a la peregrinación extraordinaria de la Hermandad del Rocío de Triana para acudir a la parroquia de la Asunción, en Almonte, y disfrutar de un maravilloso día de campo con sus amigos, donde disfrutaron de paseo en un coche de caballos por las calles de la aldea donde Fran condujo la carreta tirada por dos caballos percherones acompañado de un amigo, mientras que atrás viajaban su novia, Lourdes, y una amiga.


Francisco Rivera y Lourdes Montes



Sin ocultarse y esconderse de nadie vivieron un fin de semana intenso donde no faltaron los gestos cariñosos por parte de ambos y ya fuera de los objetivos de los reporteros gráficos bromeó con los fotógrafos diciendo ¡mirar, mirar y ahora no podéis!, dándole un romántico beso a su novia, momento éste que sólo quedo retratado para su álbum personal.
Quien también quiso acompañar durante el fin de semana a la peregrinación en la aldea almonteña fue Jaime Martínez Bordiu, que completó el camino a lomos de un caballo y rodeado de amigos.
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Más noticias sobre...

Recomendaciones



Horóscopo