26 ENERO 2013

Tras ser padre, Guti regresa al fútbol como entrenador de su hijo mayor

"Se le da muy bien, tiene cualidades y visión de juego", declaró el exfutbolista a la revista 'HOLA' sobre su hijo, Aitor

El pasado 11 de enero, José María Gutiérrez 'Guti' se convirtió en padre de familia numerosa. Él y su novia, Romina Belluscio, dieron la bienvenida a su primer hijo en común, un niño muy deseado llamazo Enzo. "Deseábamos mucho que viniera este bebé y estoy muy contento. Mis hijos también están felices, y la verdad es que ha sido una bendición", declaró en el pasado número de la revista ¡HOLA!.

Tras ser padre, Guti regresa al fútbol como entrenador de su hijo mayor


Días después del nacimiento de Enzo, Guti volvió a su rutina como entrenador del Nuevo Boadilla. Se trata de un trabajo muy especial, ya que uno de los 'chavales' a los que entrena es su hijo Aitor, de 11 años, fruto de su matrimonio con Arantxa de Benito. "He empezado con mucha ilusión como entrenador del Nuevo Boadilla. Especialmente porque entreno a mi hijo. Se le da bien, tiene cualidades y visión de juego. Creo que tiene muchas posibilidades", confesó en ¡HOLA!.

El Club Deportivo Nuevo Boadilla, fundado en el año 2008 y presidido por Javier González, cuenta con más de 40 equipos de todas las categorías, tanto de Fútbol-11 como de Fútbol-7. Guti se incorporó a sus filas el pasado 4 de enero, tal y como él mismo confirmó en su cuenta oficial de Twitter: "Empiezo a entrenar en el Nuevo Boadilla, la verdad es que estoy muy ilusionado. Lo haré como entrenador, no como jugador que ya estoy mayor".

Tras ser padre, Guti regresa al fútbol como entrenador de su hijo mayor


Con este nuevo proyecto, Guti sacia sus ganas de jugar al fútbol. "Es una sensación diferente. Tienes que estar dando explicaciones y no puedes estar dentro del juego". Su hijo juega en la misma posición que jugaba él, aunque "él es diestro". "Aitor está encantado, se le da muy bien, tiene mucha visión de juego y trabaja mucho", afirmó orgulloso.

En estas imágenes, vemos a Guti en plena acción como entrenador y a su hijo lucir a la espalda el número 14, el mismo que siempre ha llevado el exfutbolista. Muy abrigado para protegerse del frío, Guti estuvo muy pendiente de su hijo durante el tiempo que duró el entrenamiento. Pero también lo estuvo del resto de niños del Nuevo Boadilla.

Según adelantó en ¡HOLA!, a Guti le encantaría que alguno de sus hijos llegara lejos en el mundo del fútbol. Enzo aún es un bebé, pero Aitor puede hacer que su sueño se haga antes realidad: "Me encantaría poder ir un día al Bernabéu y que mis hijos estuvieran jugando".

Otra de sus metas es convertirse en entrenador del Real Madrid. "Sería un sueño. Ya viví el sueño de jugar en el Madrid muchos años y ahora entrenarlo sería lo máximo", confesó. Pero hasta que llegue ese momento, Guti se siente muy feliz en el Nuevo Boadilla entrenando a futuras promesas del balón, entre las que se encuentra su hijo, Aitor.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook