¡La familia es lo primero! David y Victoria Beckham se instalan en Londres

La familia más famosa de Gran Bretaña regresa a sus orígenes. David y Victoria Beckham han decidido dejar atrás su vida en Estados Unidos y establecer de nuevo su residencia en el país que les vio nacer.

Después de varios meses buscando una casa y un colegio adecuado para sus cuatro hijos, Brooklyn, de 13 años, Romeo, de 10, Cruz, de 7, y Harper de 17 meses de edad, por fin el matrimonio ha dado este gran paso y ha decidido que este era el mejor momento para regresar a Londres.

nullVER GALERÍA

Tanto David como Victoria han recorrido la capital de punta a punta en busca del hogar más adecuado para instalarse, visitando zonas de lujo como Mayfair, Clapham y Holland Park, pero finalmente han optado por alquilar una propiedad para los próximos 12 meses en el exclusivo barrio de Kensington, en vez de comprar una, a la espera de saber cual será el próximo movimiento en la carrera profesional del futbolista.

Después de anunciar el pasado mes de noviembre su decisión de dejar Los Ángeles Galaxy, el astro inglés de 37 años de edad, ha sido vinculado a numerosos clubes, unos del Reino Unido, otros de Francia e incluso de China, sin embargo o David no se ha decidido aún o no ha querido hacer pública su decisión todavía. Lo que está claro es que Beckham no piensa en jubilarse, por lo que antes o después conoceremos cual es el destino del atractivo futbolista. "Yo dije que quería seguir jugando el mayor tiempo posible, así que ya veremos a que edad decido retirarme" confesaba el jugador a finales del año pasado. "Me encanta jugar, así que quiero seguir jugando".



VER GALERÍA

Y es que estar de nuevo en Londres tiene muchas ventajas para la pareja, entre ellas el poder estar cerca de sus familiares, tal y como revelaba una fuente cercana al matrimonio el pasado mes de octubre a la revista HELLO! "Victoria siente que sus hijos se están perdiendo una parte muy importante de sus vidas por no poder contar con la compañía de su familia y la de David, y le encantaría que pudieran pasar más tiempo junto a sus familiares”.

Esta nueva "ubicación" de la familia Beckham va a ser muy beneficiosa para Victoria, ya que la estrella del pop convertida en diseñadora, podrá estar más cerca de su negocio, situado en el suroeste de Londres.

"Victoria pasa cientos de horas al año volando entre Los Ángeles y el Reino Unido"
, continuó comentando la fuente a la edición británica de nuestra revista. "Es agotador para ella, sobre todo ahora que Harper es un niña pequeña que necesita para mantenerse una rutina de sueño. El jet lag es un auténtico castigo y echa mucho de menos a sus hijos cuando ella tiene que viajar sin ellos."



VER GALERÍA

El año pasado, la diseñadora participó en una gran campaña para promocionar a lo grande Gran Bretaña, y habló de su devoción por el país que la vio crecer: "Me encanta vivir en Estados Unidos, he sido muy bien acogida allí, pero yo soy británica, David es británico, los niños son británicos, y estamos muy, muy orgulloso de ello".

Y es que a pesar de encontrarse muy bien en Los Ángeles, lo cierto es que ambos siempre han estado muy vinculados al Reino Unido, tal y como demostraron el pasado verano durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres, David ayudó a transportar la antorcha olímpica por el Támesis en la ceremonia de apertura y Victoria no dudó en cantan junto a las Spice Girls en la ceremonia de clausura. Fue en ese momento cuando David habló de la nostalgia que sentía, diciendo: "Echo de menos Londres, y ahora voy a comerme una empanada y un puré con mis padres y también voy a ver a mi abuela”

Pero si el futuro de David no está claro, tampoco lo está el de no aumentar la familia. Tanto el futbolista como la diseñadora no han descartado la idea de tener otro hijo, pues para Victoria, 5 sería el número perfecto. "Siempre hemos dicho que nos encantaría tener una gran familia, y cinco es un número muy adecuado. Si tenemos suerte entonces tendremos uno más" dijo David en una entrevista reciente, mientras que su esposa ha comentado en más de una ocasión: "Yo nunca diría nunca en tener otro bebé".

En definitiva, 2013 se perfila como uno de los años más emocionantes de la familia Beckham.



Más sobre: