Barron y Arabella, los pequeños de la familia Trump, ya van a las fiestas con sus padres

El menor de los hijos de Donald Trump y la hija de Ivanka se convirtieron en el centro de atención en un torneo hípico solidario

La familia Trump ha dado la bienvenida al año nuevo bajo el sol de Florida, en su espectacular mansión de Mar-a-Lago, en Palm Beach, y este primer fin de semana de 2013 han organizado un torneo hípico benéfico, el Torneo de saltos Trump, que ha contado con más de treinta participantes, entre los que se encontraba Jessica Springsteen, hija del cantante Bruce Sprinsgteen. Una fiesta de lujo, por una buena causa.

 

nullVER GALERÍA

 

Con un precio por cubierto que rozaba los 1000 euros y 600 invitados, Donald Trump ha organizado este torneo en el club de su lujosa mansión, y allí no faltaron su mujer, Melania, y el pequeño de la casa, su hijo Barron, que le acompañaron en su papel de maestro de ceremonias. Barron, que es el pequeño de la casa y ya tiene seis años, guarda un gran parecido con su padre, como se puede ver en estas imágenes, y a su corta edad ya sabe cómo comportarse en este tipo de eventos, a los que seguro que asistirá en numerosas ocasiones a lo largo de su vida.

 

nullVER GALERÍA

 

Aunque Barron se convirtió sin duda en el centro de atención de la fiesta, compartió protagonismo con la pequeña Arabella, de 18 meses. Ivanka Trump no quiso perderse este evento solidario y quiso llevarse a su hija. “Disfrutando con Arabella en el Torneo Trump de Palm Beach”, escribía en su cuenta de Instagram, donde colgó esta imagen en la que aparece con su niña en brazos. Ivanka y su marido dieron la bienvenida a su primera hija hace un año y medio, están encantados con su aventura de ser padres y suelen compartir en las redes sociales muchas imágenes de su hija.

Más sobre

Regístrate para comentar