Hace 25 años en la portada de ¡HOLA!: la boda de Isabel Preysler y Miguel Boyer

El 2 de enero de 1988, a las nueve de la mañana, Isabel Preysler y Miguel Boyer entraron en el edificio de los juzgados de la calle Pradillo de Madrid para dar uno de los pasos más importantes de sus vidas: convertirse en marido y mujer. De este momento ya han pasado 25 años, y en este 2013 Isabel y Miguel han celebrado sus bodas de plata.

 

null



Ni siquiera sus hijos se habían enterado hasta momentos antes, de que se iban a casar esa mañana de enero en la más absoluta intimidad y con sus amigos Margarita Vega Penichet y José María Amusategui de la Cierva como únicos testigos. No hubo exclusivas, ni se publicó ninguna imagen del interior, pero la pareja posó minutos después a las puertas del juzgado, ya como matrimonio, una imagen que fue portada de la revista ¡HOLA!. “Soy muy feliz”, decía Isabel. Y añadía: “Hemos escogido este día y esta hora porque queríamos una boda lo más discreta posible”.

Isabel y Miguel se conocieron cuatro años antes y surgió el flechazo “Es un hombre muy de verdad. Sin frivolidad de ningún tipo, sin añadidos superfluos. Por otra parte, es una persona a la que admiro muchísimo… Pero tiene el carácter más fuerte que he conocido hasta ahora”, decía Isabel en una entrevista concedida poco tiempo después a la revista ¡HOLA!

La pareja ha estado unida al máximo durante estos 25 años, atravesando momentos muy felices, como el nacimiento de su hija Ana por ejemplo, y otros delicados, como el derrame cerebral que sufrió el pasado mes de febrero Miguel Boyer y del que se recuperó gracias al apoyo y los cuidados de su familia. "Gracias a mi mujer me he salvado", destacaba un Miguel Boyer agradecido en una entrevista a finales del pasado julio. Veinticinco años de amor que son un buen motivo de celebración.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema