La infanta Pilar inaugura el Rastrillo Nuevo Futuro envuelta en la polémica: 'No he dado ningún golpe en la mesa'

El Rastrillo Nuevo Futuro ha conseguido abrir esta mañana sus puertas, a pesar de la polémica en la que se ha visto envuelto en las últimas horas. La infanta doña Pilar, presidenta de honor de este rastrillo solidario, lo ha conseguido, con la ayuda de los operarios del Ayuntamiento de Madrid, después de que la alcaldesa, Ana Botella, ordenara ayer que se cerrara la instalación de La Pipa de la Casa de Campo, donde estaba todo preparado para abrir, por deficiencias en la instalación eléctrica.

 

null



Después de conocer que no podrían dar el pistoletazo de salida al rastrillo, sus organizadores se reunieron por la tarde con miembros del Ayuntamiento para intentar encontrar juntos una solución. Al final, según ha dicho la infanta Pilar hoy a su llegada a la inauguración, el Ayuntamiento hizo todo lo posible para que se solucionara lo ocurrido y envió una cuadrilla que estuvo trabajando toda la noche para arreglar los fallos que había y acondicionar así las instalaciones, y después los bomberos han comprobado que tras los arreglos el plan de autoprotección del recinto cumplía con todos los requisitos.

Según apuntan varios medios de comunicación, en esta reunión se respiró mucha tensión y la infanta Pilar se enfadó mucho por la decisión de la Alcaldesa de Madrid de posponer este evento. Esta mañana, dola Pilar esperaba a la puerta del recinto la llegada de Ana Botella, y allí ha negado que hubiera tensión entre ellas y ha subrayado que no entró en cólera como se había dicho: “Yo no he dado ningún golpe en la mesa”.

 



Por su parte, la mujer del expresidentes José María Aznar ha recalcado que se ha trabajado hasta el último minuto para garantizar la seguridad de los madrileños y que si algún recinto de Madrid no cumple con los requisitos necesarios, no podrán abrir sus puertas sea el evento que sea.

Poco después de al tragedia del Madrid Arena, donde fallecieron cuatro jóvenes, el Ayuntamiento elaboró un informe del estado de situación de los espacios, instalaciones y equipamientos del edificio de La Pipa. Cuando se tuvo conocimiento de las "deficiencias" detectadas, entre ellas la del cuadro eléctrico, decidieron subsanarlas y, según se trasladó en un primer momento, se pensó que podían hacerlo antes de que La Pipa acogiera 'El Rastrillo'. Pero al ir a arreglar el cuadro eléctrico, los operarios advirtieron que era de "más entidad" que lo previsto en un principio y sólo un día antes de su apertura, informaron de que no podrían abrir, provocando el descontento de la asociación Nuevo Futuro, que se negó desde un principio a cambiar el evento de fecha.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema