14 NOVIEMBRE 2012

Una pieza única en el mundo: el diamante de José Augusto de Austria vendido por 18 millones de euros

Se trata de una joya con mucha historia y tiene además unas características especiales que la convierten en algo único. Pertenece a ese reducido círculo de los más puros del mundo y además procede de una mina ya cerrada. El misterio y la exclusividad de esta pieza ha hecho que su valor se dispare hasta los 18,1 millones de euros (21,8 millones de francos suizos), que es lo que se ha pagado por él en una subasta en Ginebra. El diamante que perteneció al archiduque de Austria José Augusto (1872-1962) tiene 76,02 quilates y estaba valorado en unos 11,5 millones de euros (13,8 millones de francos suizos), por lo que la puja ha superado ampliamente las expectativas.

 

null



Esta venta se esperaba con gran curiosidad dado que la casa Christie’s había definido la pieza como uno de los diamantes “más raros y famosos del mundo”. Según la casa, se trata de una pieza con una extraordinaria pureza que se decidió vender “desnuda” para resaltar su belleza y excepcionalidad, después de haber formado parte previamente de un pendiente y un broche. Los expertos en gemología la incluyen en la categoría blanca D, la más pura del mundo, por lo que es bien conocida en el mundo de los expertos, que destacan de ella además que procede de unas minas que ya no se explotan.

“Esto es lo que hace esta piedra sea incluso más excepcional, ya que su filón de procedencia está agotado", explicó Jean-Marc Lunel, experto en joyería de la casa de subastas. Y es que fue extraída de las minas de Golconda, en la India, que fueron explotadas desde el año 500 antes de Jesucristo hasta mediados del siglo XIX y que fueron una de las principales fuentes de diamantes del mundo, aprovechadas sobre todo por indios y mongoles.

 



De Asia a Europa. La casa de Habsburgo fue una de las dinastías más poderosas de Europa (gobernó Austria, Bohemia y Hungría durante más de cinco siglos) y una de las mayores coleccionistas de diamantes. Se reconoció oficialmente como su primer propietario al archiduque José Augusto, príncipe de Hungría, o José de Austria. Nació en Alcsut (Hungría) el 9 de noviembre de 1872, hijo del archiduque José Carlos de Austria y de la princesa Clotilde de Saxe-Coburgo y Gotha y bisnieto del emperador Leopoldo II y del rey Luis Felipe de Francia. Su mujer la princesa Augusta de Bavaria, con la que se casó en 1893, era la nieta de la conocida emperatriz Sissi y el emperador Francisco José de Austria. José Augusto ejerció de jefe de Estado y regente de Hungría en 1919, teniendo luego un papel destacado en la política del país, como miembro de la cámara de los lores y presidente de la academia húngara de las ciencias (1936-1944), de la que fue miembro honorario.

Parece ser, aunque no hay una certeza absoluta, que fue heredado por el hijo de José Augusto de Austria, el archiduque José Francisco (1895-1957), y que este último lo depositó en el Banco de Crédito General de Hungría el 1 de junio de 1933. Tres años más tarde una persona anónima lo compró y lo guardó en un lugar seguro durante la II Guerra Mundial, donde pasó desapercibido para los nazis y posteriormente para los soviéticos, tras cuya invasión el archiduque se exilió en Estados Unidos. Después de varias décadas de misterio en torno al diamante, reapareció el 22 de junio de 1961 en una subasta en Londres y volvió a ser ofrecido 32 años más tarde por la casa de subastas Christie's en Ginebra, donde se pagaron por él más de 5 millones de euros (unos 6,5 millones de dólares).

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Más noticias sobre...

Recomendaciones



Horóscopo