Cayetana Rivera celebra con su madre su 13 cumpleaños a la espera de que se resuelva el fallo judicial sobre su custodia

Estos están siendo sin duda unos días muy intensos en la vida de Cayetana Rivera Martínez de Irujo. Si el pasado fin de semana vivía entre tristeza y alegría la retirada de su padre de los ruedos en la plaza de toros de Zaragoza, ayer la hija de Francisco Rivera y Eugenia Martínez de Irujo celebraba su 13 cumpleaños en Madrid.

null

Cayetana, quien confesaba en Twitter que echaría de menos el momento en el que su padre la brindaba el toro, celebró este día junto a su madre y un grupo de amigas, a quien la propia Eugenia fue a recoger al colegio en coche para conducirlas al palacio de Liria, en Madrid.

Con una enorme sonrisa en su cara, Eugenia Martínez de Irujo olvidó por unas horas el juicio por la custodia de su hija que mantiene con Francisco Rivera, convirtiendo este día tan señalado de la vida de Cayetana, en un día muy especial.

De momento, hasta que el juez no dictamine su decisión, Cayetana Rivera seguirá viviendo en el palacio de Liria junto a su madre, aunque su estancia en la capital podría ser algo temporal, ya que la retirada de Francisco no ha sido algo casual en este preciso momento.





La del torero ha sido una decisión madurada y que si ha tomado ahora ha sido porque las circunstancias eran las propicias para ello. El torero entiende que la niña, quien realmente lo pasa mal cuando él está en la plaza, le necesita y que tiene ganas de estar a su lado.

En otro orden de cosas, Francisco declaraba ante el juez el pasado 11 de octubre, en relación con la custodia de su hija, y realizó el test psicotécnico, como igualmente se ha hecho el informe pericial solicitado por la juez referente a Cayetana y a sus padres. La vista tendrá lugar en los próximos días, y Cayetana, que compareció el pasado 18 de septiembre, ya no tendrá que volver a hacerlo. Se espera el fallo judicial antes de que finalice este mes.


Más sobre

Regístrate para comentar