El 'sí quiero' de Sofía de la Cierva y Carlos García de Casasola en Sanlúcar de Barrameda

La novia es hermana de Gonzalo de la Cierva, duque de Terranova, quien ejerció de padrino

nullVER GALERÍA

El pasado sábado contrajo matrimonio en la iglesia de Santo Domingo en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda, Sofía de la Cierva Moreno, hija del fallecido Alfonso de la Cierva y Osorio de Moscoso, XVII marqués de Poza, y de Ymelda Moreno y Arteaga, hija, a su vez, del VII conde de los Andes y de la XII marquesa de la Eliseda , con Carlos García de Casasola.

VER GALERÍA

El novio que llego a la iglesia quince minutos antes de la ceremonia religiosa lo hizo acompañado de su madre y madrina, Carmen Sánchez Molina, que lució un vestido en azul eléctrico del modisto madrileño, Alberto Beas, con la tradicional mantilla española. Cuarto de hora después, cumpliendo así las buenas tradiciones llegó Sofía montada en carruaje de caballos para llegar hasta el altar del brazo de su hermano y padrino, Gonzalo de Cierva, duque de Terranova que igualmente optó por un elegante chaqué. La novia lució un vestido de Rosa Clará realizado en piqué de seda natural, con botones de pedrería italiana. Falda de volumen moderado. Peinada con el pelo suelto, optó por un velo de tul sujetado por un broche antiguo propiedad de la familia de la novia.

VER GALERÍA

La ceremonia religiosa fue concelebrada por el padre José Luis Sánchez y el párroco de Santo Domingo, Juan Mateo. Durante la ceremonia religiosa el coro de la Hermandad del Rocío de Sanlúcar de Barrameda, entonó algunas piezas flamencas que puso el toque andaluz a la ceremonia.

VER GALERÍA

Entre las invitadas algunas caras conocidas que destacaron por su elegancia y que quisieron acompañar a sus grandes amigos en un día tan especial como es la celebración de una boda. Una de las primeras en llegar a la iglesia fue Pilar González de Gregorio, duquesa de Fernandina que lo hizo escoltada por sus dos hijos, José y Tomás. Muy elegante, la duquesa de Fernandina, lució un precioso vestido en rojo que combinó con un elegante tocado en negro y zapatos y bolso del mismo color. Patricia Olmedilla, duquesa de Terranova, que asistió con sus dos hijas que ejercieron de damitas de la novia, escogió para este día tan especial un elegante y sencillo conjunto de falda negra plisada con tres volantes y una camisa cruda sin mangas en seda.

Al finalizar la ceremonia religiosa, todos los invitados se trasladaron hasta las caballerizas del Palacio de Orleans donde tuvo lugar el ágape nupcial.

Más sobre: