Tita Cervera en ¡HOLA!: 'Ninguna madre que quiera a su hijo como yo le quiero soportaría verlo en el banquillo'

"No quiero dejar pasar esta oportunidad para dejar muy claro que Borja siempre tendrá mi mano tendida para solucionar nuestras diferencias. Ninguna madre que quiera a su hijo como yo le quiero soportaría verlo sentado en el banquillo". Estas son las palabras de la baronesa Thyssen en un sincero comunicado que hizo llegar a ¡HOLA! casi al cierre de la edición de este último número.

nullVER GALERÍA


Ante las noticias publicadas en diversos medios de comunicación durante los últimos días, en cuanto al procedimiento judicial iniciado contra mi hijo, Borja; su mujer, Blanca, y su abogado, el Sr. Pedro Mejías, quiero poner de manifiesto mi más sincero y profundo pesar por todo cuanto ha estado sucediendo estos últimos años. Lamento tener que acudir a los Tribunales de Justicia por estos hechos, pero el daño causado, tanto a mí personalmente, como a otros miembros de mi familia y a las entidades cuya documentación due sustraída, es muy importate (...) Pero sobre todo, y como madre, lamento enormemente que la relación con mi hijo se haya deteriorado de una manera tan triste, con el consiguiente sufrimiento que esto me ha acarreado (...) Durante todos estos años he intentado el diálogo pero me he encontrado ante una negativa total. En este sentido, tengo fundadas esperanzas de que mi hijo ponga de su parte para reparar el daño causado y restablecer nuestra relación familiar. Borja no debe tener ninguna duda de que sabré afrontar la situación con toda la generosidad que un hijo merece de su madre. En su mano está.

La semana pasada la prensa se hacía eco de una resolución de la Audiencia Provincial de Madrid desestimando el recurso presentado por Borja Thyssen y su mujer contra la decisión del Juzgado número 2 de Alcobendas de que continuara con la investigación sobre la entrada de ambos en las oficinas de Carmen Thyssen, lo que supone que tendrían que sentarse en el banquillo de los acusados, imputados por un delito de descubrimiento de secretos.

Según recuerda el auto, los hechos objeto de estas diligencias se refieren a la entrada de los imputados en las oficinas en horario en que se encontraban cerradas, sin conocimiento de la baronesa, con la finalidad de hacer fotocopias de numerosa documentación. Frente a las alegaciones de Borja Thyssen, que asegura que sólo se llevó documentación relativa a sociedades de las que forma parte, la Audiencia Provincial considera que es un argumento insuficiente y que debió solicitarlos en horas hábiles de oficina.

Más sobre: