Tensión en el segundo día de juicio contra Isabel Pantoja, Julián Muñoz, Maite Zaldívar

Después de que ayer diera comienzo el juicio, con la exposición de las cuestiones previas, hoy se ha reanudado la vista por una causa de blanqueo de capitales derivada del "Caso Malaya", en la que Isabel Pantoja, Julián Muñoz y Maite Zaldívar están imputados.

A primera hora de la mañana llegaban a la Ciudad de la Justicia de Málaga la cantante, cogida del brazo de su abogado, Maite Zaldívar, acompañada por su pareja, y Julián Muñoz, que entraba a la Audiencia Provincial en solitario. Al igual que ayer, muchos medios de comunicación esperaban a las puertas, ya que este juicio ha levantado mucha expectación. 

 

nullVER GALERÍA

 

El tribunal ha comenzado desestimando las cuestiones previas que se plantearon ayer, cuando los abogados solicitaron que no fueran admitidos unos documentos procedentes del 'Caso Malaya' contra la corrupción marbellí que aportó la Fiscalía hace tres meses. Se trata de unos documentos que llegaron al juzgado “en un sobre sin remitente” y que según la defensa de Muñoz “son documentos personales que han sido sustraídos”. Por su parte, la defensa de la tonadillera insistió en que se vulneraron sus derechos fundamentales y se refirió a un auto de la Audiencia de Palma de Mallorca sobre la no imputación de la Infanta Cristina en la causa en la que sí lo está su marido, Iñaki Urdangarin.

 

nullVER GALERÍA

 

Después han llamado a declarar al exalcalde de Marbella, algo a lo que se ha negado, acogiéndose a su derecho constitucional. El presidente del tribunal ha respondido firmemente y le ha advertido que hoy es el último día que tiene para declarar y que si no lo hacía, no tendría otra oportunidad para poder defenderse. El abogado de Julián, Miguel Criado, ha solicitado a la sala un aplazamiento para la siguiente sesión oral para poder presentar las certificaciones de todos sus ingresos durante el tiempo que estuvo vinculado al Ayuntamiento de Marbella. Julián, ante la negativa, se ha puesto muy nervioso y ha añadido que “sentía indefensión” y el presidente del tribunal le ha repetido que era su última oportunidad y finalmente le ha dado cinco minutos para que se reuniera con su abogado y tomaran una decisión. Al terminar este tiempo, el exedil ha accedido y ha comenzado a prestar declaración.

 

nullVER GALERÍA

 

Han empezado con preguntas relativas a su situación cuando llegó a Marbella en 1991, año en el que ha asegurado que estaba casado con Zaldívar en régimen de separación de bienes y que contaba con el patrimonio que le habían dejado sus padres, "que no era poco". Ha explicado que ha tenido "grandes sueldos", que recibía todos los meses 300.000 pesetas por parte de una empresa municipal y que además, el señor Jesús Gil les gratificaba con un millón de pesetas a veces. Ha insistido en que se vean sus cuentas desde 1991 y no sólo desde 1997, y en que "tenía capacidad de ahorro como todo el mundo", aunque tenía número rojos en los bancos.



 

Ha habido mucha tensión mientras que la Fiscal hacía sus preguntas y el presidente del tribunal ha tenido que recalcar al exalcalde en más de una ocasión que “se limite a contestar, o no”, pero que “no ilustre a la sala” y que para solicitar algo fuera de las preguntas que le están haciendo, está su abogado. Julián ha terminado de testificar poco antes de las 14:00 horas y la próxima vista será el 11 de octubre. Los siguientes serán Maite Zaldívar y su hermano Jesús y por último, Isabel Pantoja.

Más sobre