Las 'celebrities' más fans de la alta costura se dan cita en el Ballet de Nueva York

Sus vestidos eran dignos de las mejores pasarelas de moda. Lo mismo servían para desfilar por la alfombra roja más solicitada de Hollywood que para acudir a la gala del Ballet de Nueva York celebrada ayer noche con decenas de invitados dispuestos a rendir pleitesía al diseñador Valentino, encargado de diseñar el vestuario que lucieron los bailarines sobre el escenario de esta gala anual, así como muchas de las asistentes.

VER GALERÍA



Anne Hathaway fue una de las encargadas de capturar cientos de miradas, dejando en un segundo plano a Valentino. Envuelta en un vaporoso vestido semitransparente en tonos rosas y verdes, su cuerpo se convirtió en un auténtico lienzo, pues la prenda de diseño floral se asemejaba mucho a una obra de arte impresionista. Su radiante sonrisa y sus profundos ojos marrones hicieron el resto, pues Hathaway estaba simplemente radiante.

 

VER GALERÍA



Comprometida con Adam Shulman desde hace ya más de un año, la fecha de su boda se acerca, ya que según reveló Valentino, él ha sido el encargado del diseño de su vestido de novia. "Ella es una gran amiga mía. Es como mi hija” confesaba el diseñador.

Sarah Jessica Parker fue otra de las invitadas estrella. Mucho antes de que ella se convirtiera en una famosa actriz, la protagonista de Sexo en Nueva York fue bailarina en el Teatro de Ballet Americano, de ahí que anoche la actriz rememorara algunos de sus años más felices. La intérprete, de 47 años, se mostró relajada y muy distendida, demostrando una vez más por que se ha convertido en un icono de estilo. Sarah Jessica se decantó por un fino vestido gris con flores bordadas que rompía su seriedad con un cinturón dorado.

Olivia PalermoVER GALERÍA



Además y dejando patente su pasado de bailarina, Parker se colocó un elaborado moño que combinaba a la perfección con el resto de su complementos y su ligero maquillaje. Minutos más tarde, la actriz se dejo ver luciendo una especie de chaqueta de brocado real que colocó con delicadeza sobre los hombros, dando a su vestido un toque muy personal.

Pero a estas dos actrices les siguió un auténtico desfile de glamour, destacando la modelo Karolina Kurkova, emulando a Caperucita roja, con un espectacular diseño en rojo valentino difícil de pasar desapercibido y por el que sufrió algún que otro percance durante su posado. A Karolina, le siguió una estrambótica Daphne Guinness, heredera de la famosa cerveza, quien hizo su paseíllo subida a unas interminables plataformas y con un collar que emulaba a los aros usados por la tribu birmana de los Kayan.

VER GALERÍA



Otras caras notables en la alfombra roja fueron el icono de moda Diane Von Furstenberg con un vestido sin mangas azul y blanco, Olivia Palermo impresionante vestido formado con varias capas en negro y crema o Lauren Remington Platt, fundadora de Vênsette, un servicio de reserva exclusiva que envía maquilladores directamente a la casa de un cliente o la oficina, que se decantó por unos pantalones rojos con un cuerpo del mismo color.

Más sobre: