En ¡HOLA!: La elegante boda de Sylvia Schwartz

Isabel Preysler, Miriam Ungría, Ana Botella y Mario Vargas Llosa, entre los invitados

Distinguida, romántica, elegante y llena de música. Así fue la boda de la soprano Sylvia Schwartz, hija del reconocido intelectual, político y catedrático Pedro Schwwartz y Ana Bravo, mecena de las artes, y el barón alemán Paul von Kittlitz en Madrid. Un feliz acontecimiento del que podrá ver fotografías en la revista ¡HOLA! de esta semana.


Isabel Preysler, invitada a la boda de Sylvia Schwartz, posa con la novia y su madre, Ana BravoVER GALERÍA


El enlace fue un canto al amor con una melodía de buen gusto y un coro de buenos amigos acompañando a los novios. Recién llegada de Miami, adonde viajó con sus hijas Tamara y Ana para conocer a su nieta, Sofía, Isabel Preysler, gran amiga de la familia, no quiso faltar a la ceremonia. Isabel comentó lo preciosa que está la hija de Chábeli: "No es porque sea mi nieta, pero es un bellezón."

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ofició la ceremonia civil, en la que el expresidente José María Aznar y doña Gerarda de Orleans-Borbón actuaron como testigos. Aznar recibió las felicitaciones ante la noticia de que se convertirá en abuelo por quinta vez (su hijo José María espera su primer hijo): "Me encantaría que fuera José María Aznar tercero, pero después de cuatro varones estaremos encantados si es una niña".


La revista ¡HOLA! publica las fotografías del elegante y distinguido enlace de la soprano Sylvia Schwartz y el barón Paul von KittlitzVER GALERÍA


La boda congregó a los nombres más destacados de la sociedad, la aristocracia, la política, la empresa y las artes. William T. Bush, hermano y tío de los expresidentes George H. W. Bush y George W. Bush y amigo de la familia, viajó expresamente de Estados Unidos para asistir a la ceremonia. Mario Vargas Llosa, que conoce a Sylvia desde niña, dedicó a los novios unas palabras llenas de cariño: "Nadie colorea las palabras como él", dijo la novia, una de las sopranos más importantes de su generación.

Más sobre

Regístrate para comentar